El At. Monzón necesita 300.000 euros para seguir con vida

Tras varias horas de reunión, la asamblea del Atlético de Monzón, conformaba nueva junta directiva en la que están presentes, por el momento, seis miembros, casi todos con presencia en anteriores juntas directivas. Así las cosas, Julián Alamán (ex vicepresidente en la temporada anterior), Gregorio García-Carpintero (actual delegado del equipo), Antonio Alcubierre, Jesús Alonso y Pedro Arias serán las personas encargadas de reflotar a un tocado, y casi hundido, Atlético de Monzón

Antonio Mendoza, presidente (según los archivos de la FAF), se presentaba por sorpresa en la misma para “dimitir” de manera oficial ante los socios que le reprochaban su mala gestión e incluso le acusaban de “haber enterrado y matado al Atlético de Monzón”. El empresario montisonense alegaba que a él, cada temporada que había presidido la entidad le había costado a su bolsillo una media de 40.000 euros. Tras varias confrontaciones verbales con algunos socios, en los que incluso se alteraban las cosas demasiado, Mendoza abandonaba la asamblea pasada la hora de duración quedando así patente su diferencia de criterio y su dimisión como presidente, algo que se debe notificar a la FAF cuanto antes para hacerlo efectivo ya que parece ser que la carta que remitió en el mes de junio no tiene validez alguna

En la misma se presentaba la delicada situación económica que atraviesa el club “tras una mala gestión de la misma” según se apuntaba desde fuentes de la entidad. A día de hoy, y siempre con la información dada por los organismos de Atlético de Monzón, “se necesitan 300.000 euros para acabar la temporada con garantías”. La necesidad de tal cantidad deriva en las deudas que el club mantiene a día de hoy, siendo la que se tiene con Hacienda por el IVA la más importante con un montante que asciende a 49.000 euros con recargos incluidos y que ha sido negociada, pero no ejecutada, en varias ocasiones. A ello hay que sumarle un global de 97.500 euros entre pagos atrasados a jugadores y empleados, la deuda contraída con Miguel Rubio (ex técnico del conjunto), proveedores y el descubierto en la FAF.

Por el contrario, el capítulo de ingresos se encuentra bloqueado ya que ninguna entidad, ni pública, ni privada, puede realizar aportación ninguna al club ya que esta quedará retenida por la Agencia Tributaria al instante. Estos ingresos reportarían a las arcas rojiblancas unos 100.000 euros en conceptos de subvenciones (37.500 €), cuotas de socios(7.500 €), publicidad (11.000 €), beneficios del bar del Isidro Calderón (5.000 €), Liga de Fútbol Profesional (1.500 €) y la deuda que presuntamente (a falta de confirmación oficial) mantiene la alcaldía de la localidad con el club de 21000 euros a los que habría que sumar 6.000 euros que aportaría la Comarca del Cinca Medio.

Además, en la reunión, al margen de decidir dar continuidad y vida al club, se decidía que los socios abonen a partir de este próximo domingo una entrada de diez euros por partido para asimilar los distintas deudas que hay pendientes. Incluso los jugadores podrían decidir no jugar esta próxima jornada si no recibían las mensualidades atrasadas este mismo viernes día 11 de diciembre, algo impensable ya que es materialmente imposible. Por ello, una delegación de la nueva junta iba a tratar de negociar con los jugadores distintas formas de pago.

Se presenta un futuro complicado para la entidad rojiblanca ya que se tienen que saldar las deudas cuanto antes, siendo la más urgente la que se tiene con Hacienda, ya que la misma impide recibir cualquier ayuda. La nueva junta directiva tendrá ahora que definir los cargos a desempeñar y en próximas semanas se podría volver a convocar una asamblea para dar a conocer a los socios las distintas elecciones y las acciones a tomar a partir de ahora.

Se necesita un nuevo rumbo en el club, ya que lo vivido en esta asamblea fue en algunos momentos algo bochornoso que, obligaba incluso, a mediar a las distintas personas allí presentes para que las cosas no fueran a mayores. A esta asamblea asistían unos cien socios de la entidad y también estaba presente Joaquín Palacín, presidente del Patronato de Deportes de la localidad que tenía que moderar la asamblea, aportar ideas y que incluso se comprometía a ayudar al club en esta nueva etapa en materia de asesoramiento.

Comentarios