Huesca, cuna y origen de los panteones reales de la Corona de Aragón

2005071919 san juan de la peña.jpg

La provincia de Huesca cuenta con los panteones reales más importantes de la Corona de Aragón, un reino cuyos principales pilares fueron el Panteón de San Juan de la Peña, el Castillo de Loarre y la Catedral de Jaca, primera catedral románica y capital de la corona aragonesa. En la actualidad, se conservan 4 panteones reales en la provincia: el Monasterio de San Victorián, San Pedro el Viejo, el Monasterio de Sijena y San Juan de la Peña, lugares donde han reposado o reposan los restos de algunos de los reyes más destacados de Aragón.

Audio sin título

Entre todos ellos, el Monasterio de San Juan de la Peña es el más importante, tal y como destaca la Doctora en Historia Ana Isabel Lapeña, pues en él descansan los restos de los tres primeros reyes de Aragón: Ramiro I, Sancho Ramírez (enterrado primero en la abadía de Montearagón) y Pedro I.

Además, en el Monasterio de San Victorián están, supuestamente, los restos de Iñigo Arista y Gonzalo Sánchez, en el Monasterio de Sijena los de Pedro II el Católico, y en el de San Pedro el Viejo descansaban hasta el 2008 los restos de Alfonso I (sepultado en la abadía de Montearagón y trasladado posteriormente a San Pedro) y Ramiro II, que fueron extraídos de forma “vergonzante”, según el experto en el Románico Antonio García Omedes, para su estudio genético y aplicación de técnicas de reconstrucción facial.

En la actualidad, además de este estudio, se está desarrollando otro sobre los restos de los Reyes de Aragón que reposan en el Panteón Real de San Juan de la Peña, coordinado por la antropóloga Belén Gimeno y la profesora Begoña Martínez Jarreta y patrocinado por el Gobierno de Aragón e Ibercaja. Se están llevando a cabo análisis de ADN de 4 cuerpos que había en el panteón y que podrían pertenecer a las hijas de Ramiro I, Sancha, Teresa y Urraca, además del cuerpo de un niño que ya se ha estudiado y que no es hijo de ninguna de estas mujeres. Su identidad está aún por resolver.

Paralelamente a este, se están desarrollando otros estudios tanto en Aragón como en Cataluña sobre diferentes reyes e, incluso, tal y como afirma Ana Isabel Lapeña, hay dos posibles cabezas de Jaime I (cuyos restos se encuentran en el Monasterio de Poblet), una de las cuales, o las dos, podrían no ser del monarca.

La polémica de la "Corona Catalanoaragonesa”

El pasado mes de noviembre eran localizados en el Monasterio de Santa María de Santes Creus (Tarragona) los restos de Pedro III, hallazgo que revolucionaba el mundo de la Arqueología y la Historia al aparecer en diversos medios de comunicación que este hallazgo constituía la única tumba “de la corona catalanoaragonesa“ de época medieval que no había sido profanada.

La inexistencia de este reino, pues se denominaba Corona de Aragón, ha levantado ampollas en todos los ámbitos de estas dos comunidades, incluso se han creado grupos en conocidas redes sociales que clamaban contra el uso que se dio a esta noticia, hablando de “manipulación de la Historia”.

En este sentido, la Doctora Lapeña afirma que estos son “nuestros reyes y sus gobernantes”, además, considera que los catalanes deben admitir la numeración de los reyes tal y como está establecido en Aragón, en referencia a la denominación de Pedro III, pues en el momento del hallazgo fue denominado Pedro II.

Comentarios