Sardas ya cuenta con su depuradora portátil para tratamiento de lixiviados

Este vertedero situado en el citado núcleo del municipio de Sabiñánigo es uno de los puntos en los que vertía sus residuos tóxicos la antigua fábrica Inquinosa. La depuradora, que fue fabricada en una planta industrial, se trasladó a Sardas a principios de noviembre. Desde entonces se han realizado los trabajos de instalación definitiva, conexión con la red de captación de lixiviados y con las balsas situadas al pie del vertedero, y primeras pruebas de funcionamiento.

La directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Marina Sevilla, ha destacado “ la importancia de esta instalación de alta tecnología, ya que refuerza las medidas puestas en marcha para el control de la descontaminación de la zona de Sardas y supone un avance en las actuaciones que se están desarrollando dentro de la estrategia global para la descontaminación de los terrenos afectados por la actividad de Inquinosa”.

La depuradora instalada es de carácter portátil, y podrá permitir en un futuro su traslado en camión a otros enclaves que lo puedan llegar a requerir en el futuro. Para ello, la instalación se basa en un tren o sucesión de procesos en línea, basado en la microfiltración de última tecnología, tratamiento físico-químico de las aguas, coagulación, corrección del pH, floculación, flotación, y tratamiento final del agua en filtros de carbón activo para su devolución a cauce conforme a la normativa vigente en materia de vertidos.

Esta depuradora completa la construcción de la segunda balsa de lixiviados que se construyó en Sardas con carácter de urgencia la pasada primavera, para afrontar con la máxima celeridad y eficacia cualquier surgencia de los lixiviados y el agua caída durante periodos extraordinarios de precipitaciones.

El vertedero de Sardas funcionó hasta los años 80 como vertedero municipal de residuos, recibiendo los residuos industriales, residuos urbanos y escombros generados en el entorno de Sabiñánigo.

La puesta en marcha de esta depuradora se complementa con el resto de obras y actuaciones desarrolladas por el Departamento de Medio Ambiente en el vertedero de Sardas a lo largo del año 2009 y el próximo ejercicio 2010, que han supuesto la inversión de más de 1.100.000 ¬ en este vertedero para la realización de actuaciones de investigación, control y tratamiento de los lixiviados procedentes de este antiguo vertedero, y que se están financiadas en el marco del convenio entre el Gobierno de Aragón y el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino.

Comentarios