El trasfondo del Fondo

Nuria Garcés

Santiago Lanzuela, allá por el año 1999, creó el denominado "Fondo de Presidencia", por el que esta consejería del Gobierno de Aragón destinaba para inversiones en Huesca un total de 300 millones de pesetas anuales. Durante varios años se mantuvo esa cifra, que tan sólo se tradujo a 1 millón ochocientos mil, cuando llegaron los euros. Ni uno más, a pesar de las peticiones que llegaban desde Huesca para que esta cifra se actualizara. Subir un poco cada año, añadir unos cientos de miles de euros más, actualizar el IPC... Desde el ejecutivo autónomo se decía que no había que quejarse, porque el dinero que, en un momento dado, era necesario para Huesca, iba llegando desde otras consejerías.

O sea, que el Fondo de Presidencia quedó como algo testimonial en su foto fija económica. Por cierto, que nunca nos han contado que la ciudad de Teruel siempre recibió más dinero de esos 300 millones de pesetas o 1.800.000 euros. La sorpresa viene ahora cuando a Huesca, en los presupuestos autonómicos del año próximo, se le rebaja la cantidad hasta 1.350.000 euros, pero a Teruel se le aumenta todavía mucho más y, según dicen, podría rozar los 3 millones de euros. ¿Por qué? ¿Algún motivo para semejante agravio comparativo entre capitales de una misma autonomía?

Más preocupante es todavía cuando, al parecer, nadie había informado de este recorte al equipo de gobierno del Ayuntamiento de Huesca, que contempla en su borrador de presupuestos una inversión procedente de la DGA de un millón ochocientos mil euros, como si nada hubiera cambiado, porque nadie les ha dicho que ha cambiado. ¿En qué obra o actuación destacada se perderá esa inversión?

Comentarios