Un Plan destinado a tratar la salud de las mujeres

La consejera de Salud ha presentado ante las Cortes el nuevo Plan “elaborado a partir de la realidad de que hombres y mujeres no son iguales, ya que la dimensión de género y las funciones vinculadas con la reproducción determinan una especificidad en el tratamiento de la salud de las mujeres”. El Plan de Atención a la Salud de la Mujer en Aragón quiere desarrollar el principio de igualdad y paliar las desigualdades en salud por motivo de género.

El documento, cuyo contenido ha avanzado hoy la consejera de Salud y Consumo en las Cortes de Aragón, se basa en seis estrategias que agrupan 14 objetivos desarrollados en 90 acciones concretas. Un Plan que se pretende desarrollar de 2010 a 2012.

La primera estrategia se centra en la salud en las diferentes etapas de la vida. Así, los objetivos que se establecen son promover tanto el cuidado personal y la mejora de la salud sexual y reproductiva, a través por ejemplo de estrategias de promoción de hábitos saludables en las consultas de Atención Primaria, como la participación de mujeres y hombres en la toma de decisiones en relación al embarazo, parto y puerperio.

La segunda estrategia recogida en el Plan es la atención integral a las mujeres con factores de riesgo para su salud derivados de situaciones de vulnerabilidad, debidas a roles, a estilos de vida y a prácticas preventivas distintas en mujeres y hombres, y de modo fundamental a las condiciones estructurales en que esos roles se desarrollan. En este sentido, los objetivos son dos: facilitar el acceso al sistema sanitario de mujeres en situación de riesgo de exclusión y adecuar la respuesta del propio sistema a las necesidades específicas de estas mujeres, con acciones como la adaptación y traducción de recursos y materiales informativos sobre cuidados de salud dirigidos a mujeres inmigrantes.

La tercera línea estratégica pretende implicar a las mujeres en la toma de decisiones que afectan a su salud, ámbito en el que formación e información son claves.

La investigación y formación de los profesionales es el cuarto ámbito estratégico de este plan. Así, se plantea mejorar el conocimiento y la información sobre transversalidad de género en los servicios sanitarios, reducir el impacto de los condicionantes de género en el malestar bio-psico-social de las mujeres y potenciar las investigaciones sobre desigualdades de género en salud.

Los hombres también tienen un papel destacado en este plan. Así, la quinta línea estratégica está enfocada a involucrar a los varones en la mejora de la salud de las mujeres desarrollando acciones como el fomento del uso de preservativos, la corresponsabilidad de los hombres en la toma de decisiones en la salud sexual y reproductiva que afectan a la pareja o la incorporación de los hombres a los programas de preparación al parto de sus parejas y en el cuidado del bebé.

Por último, el primer Plan de Atención a la Salud de la Mujer plantea la actuación de los servicios de salud ante la violencia de género, un tipo de violencia que implica activamente a los profesionales del sistema sanitario en la detección del problema, la atención de las lesiones y la coordinación con otros sistemas de protección judicial o social.

El Plan de Atención a la Salud de la Mujer se inserta en las políticas del Gobierno de Aragón en materia de igualdad, tratando específicamente el ámbito de la salud para conocer la situación de la que se parte, definir unos objetivos para el sistema público de salud y sentar las bases de la futura planificación.

Comentarios