La compañía de Elia Lozano se despide de Graus

Tras 3 años de danza contemporánea de primer nivel, Graus y la compañía de Elia Lozano se despiden este viernes, 18 de diciembre, a las 20.30 horas en Espacio Pirineos con una muestra a cargo de las alumnas de este último taller y una actuación personal de la propia Elia.

Estos años de actividades conjuntas entre el Centro Dramático de Aragón, el Ayuntamiento de Graus y la compañía de danza de Elia Lozano se deben a un convenio firmado en 2007 entre las 3 entidades y gracias al cual la directora de danza ha convivido en estancias mensuales (durante los meses de abril, julio y noviembre) en la citada localidad ribagorzana haciendo posible diferentes logros en materia de formación, creación y difusión artística:

- Talleres para adultos con casi 350 inscritos tanto de la Ribagoza como de las comarcas limítrofes.

- Talleres para niños, tanto en el Colegio Público Joaquín Costa de Graus, con un número parecido de inscritos, y talleres realizados en los colegios de Benabarre y Castejón de Sos.

- Implicación de hasta ocho profesores, incluída la propia Elia Lozano y bailarines, así como profesionales del teatro.

- Realización de 6 espectáculos creados y estrenados en Graus: “El ángel que nos mira” (NOCTE 2007), “Dime dónde estás ahora” (Fiestas de Graus 2007), “Donde habita el olvido” (inauguración de la Plaza Mayor, febrero de 2008), “Baile de medianoche” (noviembre de 2008); “4 ríos, 4 culturas” (NOCTE 2008), y “Fragilidad” (NOCTE 2009).

- 3 espectáculos de los talleristas de Elia Lozano coreografiados y dirigidos por la compañía: “La sed” (NOCTE 2008), “Parados en el espacio” (noviembre de 2008); y “La sonrisa descalza” (NOCTE 2009).

Al margen de estas elocuentes cifras, la residencia artística de la compañía de Elia Lozano ha insuflado en Graus y Ribagorza el arte, la expresión, las ideas y la frescura de su trabajo, y han servido para subir a Graus otro peldaño en el imaginario cultural colectivo, acercando aquí a esos otros creadores aragoneses y artistas de primer nivel internacional. Además, su estancia ha sido un ejemplo de integración e implicación en nuestro medio, del que todos hemos salido beneficiados.

En resumen, el convenio ha aportado a la compañía estabilidad y una nueva inyección de energía y creatividad; y a Graus le ha permitido convertirse en un lugar en el que se habla, se aprende, se practica y se exhibe danza de primer nivel.

Comentarios