La Esclerosis Múltiple celebra su día con las esperanzas puestas en la investigación

El 18 de diciembre se conmemora oficialmente el Día Nacional de la Esclerosis Múltiple. La Esclerosis Múltiple es una enfermedad neurodegenerativa de origen desconocido e incurable a día de hoy que daña el Sistema Nervioso Central. Afecta principalmente a mujeres entre los 20 y los 40 años y representa la principal causa de discapacidad en adultos jóvenes. Dos millones de personas alrededor del mundo la padecen, y de ellas, 50.000 viven en España. A ellas y al resto de la sociedad se dirige este Día. Desde Huesca, se apunta a la disminución de subvenciones en tiempo de crisis y a que la Ley de Dependencia no está siendo suficiente para solucionar la carga de esta enfermedad.

En Huesca, es la Asociación Oscense de Esclerosis Múltiple (AODEM), la encargada de ofrecer servicio a estos enfermos y sus familiares. Es una entidad sin ánimo de lucro, adherida a la Asociación Española de Esclerosis Múltiple (AEDEM-COCEMFE), que presta información y ofrece servicios de rehabilitación integral y transporte adaptado a sus asociados, familiares y otras patologías similares.

La investigación es clave en esta enfermedad que hoy por hoy es incurable. Además de la predisposición genética sumada a la interacción del virus Epstein-Barr, que hasta el momento se barajaban como las principales posibles causas de esta dolencia, existen líneas de investigación recientes, como señala el Dr. Guillermo Izquierdo, Jefe de Neurología del Hospital Virgen Macarena de Sevilla y Presidente del Consejo Médico Asesor de AEDEM-COCEMFE, sobre la posible influencia de la falta de Vitamina D en el origen de la patología.

En cuanto a los tratamientos, actualmente se están realizando ensayos clínicos con nuevos medicamentos remielinizantes y neuroprotectores, que junto con  terapias como las desarrolladas con células madre, podrían aportar significativos resultados terapéuticos, que no serán completos hasta encontrar la causa real de la enfermedad, según  destaca el Dr. Izquierdo.

Desde la Asociación oscense se asegura que como el resto de la sociedad, el colectivo de afectados por Esclerosis Múltiple está padeciendo la crisis económica, que se manifiesta en la pérdida de recursos derivada de la disminución de asociados, que no pueden pagar sus cuotas, y la escasez de subvenciones públicas y donaciones privadas. También añade que en esta línea, la Ley de Dependencia no está suponiendo tampoco una gran ayuda para las personas con Esclerosis Múltiple, pues según les transmiten las Asociaciones regionales, las valoraciones del grado de dependencia no siguen un criterio uniforme y llegan con mucho retraso, al igual que la concesión de la prestación, y, en cualquier caso, las prestaciones de la Ley no compensan la pérdida de subvenciones de las administraciones públicas.

Comentarios