Los restos de la muralla de Monzón condicionan el desarrollo de un solar

En los últimos días ha tenido entrada en el Departamento de Urbanismo del Ayuntamiento, una propuesta de modificación aislada del Plan General de Ordenación Urbana que afecta a los solares que ocupaban los edificios de la calle Santa Bárbara 54, 56, 58 y 60, junto a Correos. Esta modificación, viene motivada por la aparición en superficie de restos de la muralla de la ciudad, tras la prescripción por parte del Ayuntamiento de Monzón para la supervisión arqueológica, ante la probable aparición de restos arqueológicos.

Los restos aparecidos de mayor importancia son los de la muralla que deben ser conservados e integrados en el nuevo edificio según Resolución del Departamento de Patrimonio del Gobierno de Aragón. Por ello y ante la afección que los mismos han ocasionado a la promoción y al vial proyectado paralelo a la calle Santa Barbara que une la calle S. Mateo con Macelo, los promotores han planteado una modificación puntual.

Lo que busca dicha modificación es compensar con un incremento del volumen ocupado en plantas alzadas (1 altura más en parte de la edificación) y del número de viviendas, la pérdida que se les ocasiona en plazas de garaje, trasteros, locales comerciales, puesta en valor del yacimiento para hacerlo vistable y sobrecostes constructivos. Concretamente, se plantea la construcción de 46 viviendas en lugar de las 40 previstas y un aprovechamiento del solar en plantas alzadas del 82% en lugar del 75% que venía en el actual PGOU.

Miguel Aso concejal de Urbanismo, ha señalado que la modificación puntual debe ser revisada por los técnicos de la casa para luego pasarla tanto a la Comisión de Urbanismo como al Consejo Sectorial de Patrimonio. No obstante, el concejal ha señalado la importante apuesta que se està realizando por el respeto del patrimonio evitando la pérdida del mismo. De hecho, ha señalado, que las reformas de las calles de casco histórico cuentan con asesoramiento de los técnicos de patrimonio de la Comarca del Cinca Medio, se está realizando por esta entidad a petición de urbanismo una carta de riesgos de aparición de restos arqueológicos en la ciudad para público conocimiento, se ha salvado el molino de los Benedetes para hacerlo visitable, se ha intervenido en restos de la muralla en una promoción en la calle La Ceca con Avda. Pueyo y se ha intentado llegar a un acuerdo en el solar en el que han aparecido los restos de los baños islámicos. Además se han contratado estudios arqueológicos de zonas como el tozal de campian, la ermita de selgua, la calle Arriba o se está en estrecho contacto con el servicio comarcal de patrimonio de la Comarca del Cinca Medio, al objeto de pequeñas cuestiones que van saliendo en la ciudad.

Comentarios