Aragón acepta el nuevo modelo de financiación autonómica

La Comunidad Autónoma de Aragón ha aceptado el nuevo sistema de financiación, tras la reunión de la Comisión Mixta de Asuntos Económico-Financieros Estado-Aragón que se ha celebrado en la sede del Ministerio de Economía y Hacienda. Entre las características de este nuevo modelo destacan su dinamicidad y estabilidad, además de ser un sistema más esquitativo y solidario, según ha apuntado el consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Aragón.

Una vez publicadas la nueva ley orgánica de financiación autonómica y la ley de financiación de las comunidades autónomas y ciudades con estatuto de autonomía es necesaria la aceptación del nuevo sistema, de forma bilateral, por cada una de las comunidades autónomas para que les pueda ser aplicado. Así, Aragón ha dado su conformidad.

Ello permite que las comunidades autónomas reciban antes de finales de año el 70% de los recursos adicionales que se incorporan en 2009 de acuerdo con la gradualidad establecida en la Ley.

Un sistema dinámico y estable

El nuevo sistema parte del reconocimiento de los cambios demográficos de la última década en España y plantea un mecanismo de actualización anual que permite un sistema más flexible y eficaz que el anterior, con el fin de adecuarse a las necesidades reales de gasto de las Comunidades.

Para ello, el modelo tiene en cuenta los aumentos de población registrados desde 1999 y se regirá  por criterios de población ajustada, que reflejan mejor las diferencias en el coste de la prestación de los servicios en las distintas comunidades autónomas. Además, los recursos adicionales contemplan otras necesidades de financiación como la atención a la población dependiente.

Por otro lado, el nuevo sistema dota de mayor autonomía financiera y corresponsabilidad fiscal a las CC.AA., ya que contarán con una mayor capacidad normativa y  un mayor porcentaje de impuestos cedidos: el 50% del IRPF y el IVA y el 58% de los Impuestos Especiales. Además, el Estado aportará en torno a 11.700 millones de euros adicionales.

Un modelo más equitativo y solidario

El nuevo modelo de financiación tiene dos objetivos fundamentales: asegurar que todas las comunidades autónomas puedan contar con más recursos y que todos los ciudadanos tengan garantizada la igualdad en la financiación de los servicios públicos fundamentales -sanidad, educación y servicios sociales- sea cual sea la comunidad autónoma en la que residan.

Para atender a estos objetivos, el sistema crea el Fondo de Garantía de Servicios Públicos Fundamentales que asegurará igual financiación por habitante en todas las CC.AA. para la prestación de los servicios sanitarios, educativos y sociales.

Por otro lado, para favorecer la convergencia entre CC.AA. así como el desarrollo en las CC.AA. con menor renta per cápita, el nuevo modelo contará con dos Fondos de Convergencia autonómica.

Así, el nuevo modelo asegura la financiación adecuada de todos los servicios públicos y las competencias transferidas, reduce las diferencias en financiación y renta per cápita y refuerza el Estado del Bienestar en todas las comunidades, gracias a la mayor aportación de recursos por parte del Estado.

Comentarios