Porta recoloca a sus empleados en Tauste y Daroca y cierra la harinera

Harinas Porta cerrará la harinera en 2010, antes incluso de lo que figura en el convenio urbanístico del polígono en el que se encuentra la factoría. Mientras tanto, la empresa negocia con los trabajadores que operan en la planta de Huesca su traslado a las plantas que Nutrigal posee en Daroca y Tauste.

Porta dejará de moler grano durante el próximo año 2010, antes incluso de lo que marca el convenio urbanístico del polígono en el que se ubica la harinera. En total la factoría tiene en Huesca alrededor de una docena de trabajadores, 3 de Porta, 6 de Nutrigal y dos de mantenimiento.

En las últimas semanas, empresa y trabajadores han abierto un período de negociaciones, el cual finaliza para Reyes. Durante este tiempo los operarios han llegado a un acuerdo sobre su futuro, esperando la propiedad que el acuerdo sea del 100%.

Porta está integrada en la actualidad en el grupo de molinería Nutrigal, lo que le ha permitido afrontar con garantías la actual situación del mercado del grano. También esa integración abrió la posibilidad de recolocar a los operarios de la factoría de Huesca, una vez que la propiedad decidiera cerrar la planta de Huesca.

Ya en mayo de 2007, toda la línea de logística, administración y dirección se trasladó a Mercazaragoza, de manera que en Huesca solo quedaron los operarios estrictamente necesarios para poder continuar con la actividad.

La explosión de la harinera dejó muy tocado el proyecto empresarial. No solo hubo pérdidas de vidas humanas, dijo entonces la propiedad, sino que el grupo humano que tiraba de la factoría se vino abajo, lo que impidió reabrir en Quicena como se barajó tras el accidente.

Ahora Porta intentará, primero, recolocar a sus empleados y luego cesará la actividad. A lo largo del próximo año intentará también integrar la maquinaria de su planta de Huesca en las plantas del grupo Nutrigal, echando de esta forma el cierre una de las empresas señeras de la ciudad.

Comentarios