La economía aragonesa inicia en el último trimestre del año una senda de recuperación

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Alberto Larraz, ha avanzado que los datos de los que dispone el Ejecutivo permiten confirmar que la economía aragonesa habría iniciado en el último trimestre del año una senda de recuperación en línea con lo que está ocurriendo en algunas de las grandes economías.

Larraz ha reiterado que tanto España como la Comunidad Autónoma han moderado su ritmo de contracción en el tercer trimestre de este año. Este hecho coincide con los síntomas de estabilización en los sectores financiero e inmobiliario al tiempo que todo parece indicar que los estímulos fiscales y monetarios han logrado efectos visibles: de ahí la importancia de las estrategias de salida.

En este sentido, el responsable de las finanzas autonómicas se ha referido también al esfuerzo que ha realizado el Gobierno de Aragón para dar respuesta a las necesidades de la sociedad aragonesa en una situación de crisis económica y financiera como la actual, que se ha traducido en un importante esfuerzo inversor y un reforzamiento de las políticas de empleo y promoción.

La economía aragonesa, al igual que ha ocurrido con las de su entorno, ha moderado su ritmo de contracción interanual en el tercer trimestre del año y ha registrado un crecimiento intertrimestral, según el avance de datos, del 0,09%, iniciando lentamente el camino para salir de la recesión. Prueba de ello es el hecho de que Aragón terminará el ejercicio con un comportamiento no muy distinto al del promedio nacional y que será muy similar en el transcurso del año 2010. En el ámbito nacional, el PIB ha desacelerado su ritmo de caída en el tercer trimestre del año hasta un -4,0% mientras en Aragón lo hacía al -4,7%. En ambos casos, nacional y autonómico, el sector exterior ha venido realizando una aportación positiva y tanto en España como en Aragón todos los sectores productivos han visto moderada su contracción.

Según las estimaciones del Departamento, Aragón finalizará 2009 con un decrecimiento del Producto Interior Bruto del -3,9%, mientras que para 2010 las cifras de crecimiento interanual se sitúan en el -0,3%. No se descarta, sin embargo, una posible revisión hacia cifras más positivas, a medidas que se vayan conociendo los indicadores relativos al cuarto trimestre de este año y el primero del próximo.

Por lo que respecta al mercado laboral, aunque todavía registra algunos ajustes en términos interanuales, empiezan a apreciarse señales de mejoría. Así las cosas, en el tercer trimestre de 2009, la población activa creció un 0,2%, la población ocupada moderó su ritmo de caída en tasa anual y la tasa de paro se redujo un punto porcentual.

Comentarios