Una nueva gripe sorprendió a la sanidad

Un nuevo virus de la gripe, el A H1N1, sorprendía el pasado mes de abril a las autoridades sanitarias internacionales. Un nuevo virus del que no se sabía su comportamiento pero sí que era altamente contagioso. Comenzaba entonces un proceso de investigación para dar con una vacuna que finalmente se empezó a suministrar el 16 de noviembre. Pasada la inicial alarma social, un escaso 15% de la población aragonesa a la que se recomendaba la vacuna lo ha hecho, y la incidencia ha sufrido una importante bajada en las dos últimas semanas.

En total, el Gobierno de Aragón adquirió 290.000 vacunas, lo que supone una cobertura para el 20% de los aragoneses. Las vacunas fueron adquiridas gracias a un importante esfuerzo económico del Ministerio de Sanidad del Gobierno de España, así que a él le corresponde la decisión de qué hacer con el elevado número de dosis que no se han utilizado. Un porcentaje de ellas se compraron con la posibilidad de devolución a las empresas farmacéuticas.

Además de la pandemia de la gripe A y de la alarma social que creaba, en este año 2009 ha habido otras importantes noticias para la sanidad altoaragonesa. El hospital de Barbastro celebraba su 25 aniversario, sin dejar de lado las reivindicaciones de mejores servicios para este hospital. Y se inauguraba el nuevo Centro Sanitario de Alta de Resolución Bajo Cinca / Baix Cinca, en Fraga. Esta nueva fórmula de está gestionada por el Consorcio Aragonés Sanitario de Alta Resolución (CASAR), que está adscrito al Departamento de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón, y tiene como objetivo mejorar la atención sanitaria en cuatro zonas del medio rural aragonés, aquellas que se encuentran más alejadas de los hospitales de referencia de los que dependen sus habitantes. El Hospital de Jaca, ya está funcionando con esta nueva fórmula, que ha supuesto mejoras en el área de urgencias, pero está pendiente de la finalización de las mejoras en quirófanos.

En el hospital San Jorge de Huesca, esta año 2009 se incorporaba el servicio de un tipo de inseminación artificial y ha continuado el desarrollo de la Unidad de implantación de marcapasos. En este año 2009, el hospital San Jorge comenzó un nuevo sistema de triaje en urgencias con la intención de agilizar el servicio para que los enfermos más graves sean atendidos de inmediato y que esperen los que puedan hacerlo.

Respecto a otros asuntos de interés sanitario, y más concretamente en materia de salud sexual, el Departamento de Salud a continuado con la vacunación contra el papiloma virus, que previene el cáncer de cuello de útero. Otra medida que ha llegado con más polémica ha sido la venta en las farmacias (desde el pasado mes de septiembre) de la llamada “píldora del día después” sin necesidad de receta médica.

Comentarios