"Alé Zaragoza alé alé..."

Sergio Fernández-Vizarra

Vuelven los blanquillos del león a intentar desestabilizar al Huesca cuando las cosas le van bien. Ya lo hicieron el año del ascenso a Segunda División al llevarse a Manolo Villanova y Roberto Cabellud, al segundo se lo volvieron a llevar a golpe de talonario.

El equipo de Aragón, el de la capital aragonesa vamos, vuelve a intentarlo en este caso con un portero que era suyo la pasada temporada, al que dejaron en paro durante media campaña y que rescataron los oscenses. Su buena temporada no ha pasado desapercibida y ahora quieren que regrese a tierras mañas.

Si las formas de intentar su contratación no han sido las mejores, lo han hecho de espaldas al Huesca, yo me pregunto cómo le pueden o le van a explicar a sus aficionados y socios que van a pagar 300.000 euros de cláusula de rescisión por un jugador al que no quisieron renovar, en teoría porque pedía mucho. Ahora, por lo tanto va a salir mucho más caro... cosas del fútbol. Al jugador, si le ofrecen cinco o seis veces lo que cobra en Huesca es normal que le apetezca irse, cualquiera nos iríamos a otra empresa si nos quintuplicaran el sueldo, aunque imagino que lo haríamos de cara, poderoso es don dinero.

Al Zaragoza no le van bien las cosas en el campo. Por lo que han hecho, parece que tampoco en los despachos. El desenlace del primer capítulo será estas navidades, el final del cuento, en verano. Veremos si son felices y comen perdices o si por el contrario tendrán que cambiar como el pasado año el caviar por el choped o el cielo por el infierno (bendito infierno, por cierto, para los de Huesca).

Comentarios