La sanidad afronta un año difícil sin recortes presupuestarios

Centro Tecnológico Salud, CETEC, Walqa, abril 09

La sanidad altoaragonesa contará en el año 2010 con un tercio del presupuesto de la Comunidad Autónoma, de hecho, junto con educación, son los únicos departamentos que aumentan su dotación presupuestaria respecto al año anterior, en unos presupuestos marcados por la crisis. Como cada año, reducir los tiempos de espera es uno de los objetivos, además de la finalización de obras de mejora en centros de atención sanitaria como los del hospital de Barbastro o el de Jaca.

Para el año 2010 se invertirán 1.424 euros por persona, un 2’57% más que el año anterior. Respecto al presupuesto total, supone invertir en sanidad el 33’3% del total del presupuesto de la comunidad, algo a lo que responde la oposición argumentando que ese aumento del porcentaje se debe en gran parte a la disminución del presupuesto en otros departamentos.

Uno de los principales asuntos sanitarios para el año que comienza será la resolución de las 1.800 plazas de distintas categorías profesionales que conforman la primera oferta pública de empleo del Salud. Estas pruebas corresponden a la Oferta Pública de Empleo (OPE) que se inició en 2007, tras el traspaso del las competencias sanitarias del Estado a las Comunidades Autónomas. Estos exámenes comenzaron el pasado 20 de noviembre.

Otro de los objetivos que marcarán el año 2010 será el de la conversión del hospital San Jorge de Huesca en hospital universitario, una previsión para la que el hospital trabaja desde hace tiempo y que supondrá la decidida integración del centro en la docencia y la investigación. La digitalización de los historiales clínicos es otro de los proyectos para la sanidad del próximo año.

Respecto a las obras, las del hospital de Barbastro finalizarán en el próximo ejercicio, y la nueva U.C.I. permitirá atender a pacientes con cuadros de politraumatismos derivados de accidentes, enfermos con patologías cardiacas agudas y complicaciones post-operatorias. Contará con seis boxes además de uno de aislamiento y otro para técnicas especiales, y de las áreas de control de enfermería y de apoyo con oficios, lencería, almacenes, despachos y vestuarios de personal. También está pendiente la puesta en marcha del hospital de día para pacientes de salud mental lo que facilitará los tratamientos ambulatorios. El Hospital de Jaca está pendiente de la finalización de las mejoras en quirófanos, que acabarán en los próximos meses, pero se echan en falta proyectos para los centros de salud de la provincia, por ejemplo el del barrio del Perpetuo Socorro de Huesca, que se había planteado para el año 2010 pero que no tiene partida presupuestaria.

Comentarios