Iglesias garantiza a las familias aragonesas afectadas por el paro que no están solas en su discurso de Fin de Año

El presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, ha trasladado en su discurso de Fin de Año un mensaje de esperanza a todos los aragoneses y, especialmente, a las familias aragonesas que se ven afectadas por el problema del paro. A estas últimas, les ha recordado que no están solas: “La prioridad del Gobierno de Aragón será mantener el apoyo y la ayuda a estas familias”.

El presidente de Aragón ha recordado que 2009 ha sido un año difícil, “el más complicado desde hace décadas”, como consecuencia de la crisis económica mundial que ha provocado un “dramático crecimiento del desempleo”. Por este motivo, ha remarcado Iglesias, la preocupación del Gobierno de Aragón en este año se ha centrado en mantener las prestaciones para todas aquellas personas que han perdido el trabajo. “Soy consciente de que no es suficiente. Que el objetivo de todos debe ser la recuperación del empleo perdido y éste es nuestro principal reto para el próximo año”, ha señalado.

El presidente aragonés ha asegurado que lo más duro de la crisis ha pasado: “Hemos comenzado a crecer y nuestra economía se recuperará progresivamente durante el año 2010”. Iglesias ha apuntado que la economía aragonesa ha resistido mejor en este momento de dificultades, lo que se ha traducido en una menor pérdida de empleo que en la mayoría de las Comunidades Autónomas y ha recordado que el desempleo ha llegado en Aragón al 12 por ciento, seis puntos menos que la media española. “Afortunadamente, nuestra economía empezó a crecer en el tercer trimestre de 2009, y como he repetido en los últimos días, cuando sean oficiales los datos del trimestre que hoy termina habremos salido formalmente de la recesión”, ha señalado.

Iglesias ha reafirmado su confianza de que en la segura mitad del año la Comunidad Autónoma iniciará la recuperación del empleo perdido. El presidente aragonés ha avanzado en su discurso que el Gobierno de Aragón continuará la política de diálogo social y de apoyo a las familias y a las empresas, mantenida durante estos diez años, “que tan excelentes resultados nos ha dado en Aragón”. Y para acelerar la recuperación, ha anunciado que en 2010 “haremos un esfuerzo extraordinario en licitación de obra pública, que permitirá generar empleo y mantener la actividad económica”.

El presidente ha realizado una mención especial a los trabajadores de OPEL y de la industria auxiliar del automóvil, que, ha recordado, “han vivido un año muy complicado”. “Estamos iniciando el nuevo proceso de negociaciones con General Motors, pero ahora partimos de lo ya conseguido con Magna. Estoy plenamente confiado en que sabremos hacer valer la calidad y la capacidad de nuestra planta y de sus trabajadores”, ha remarcado. Iglesias ha lanzado un mensaje de apoyo y confianza a las 15.000 familias aragonesas que dependen del sector del automóvil: “Sois vosotros los que habéis hecho de Figueruelas la planta más productiva de Opel en Europa”.

Iglesias ha finalizado su intervención, convencido de que Aragón saldrá más pronto de la crisis y con más fortaleza y seguridad en el futuro. Antes de concluir, ha realizado un llamamiento a “seguir trabajando juntos, con la confianza y el tesón que nos caracteriza a los aragoneses” “Superaremos las dificultades con esfuerzo y con trabajo, pero también con confianza en nuestras fuerzas y en las posibilidades de Aragón”, ha concluido.

Comentarios