2010 un año en el que se esperan resultados para Huesca

Plhus, Plataforma Logística Huesca, enero 09

2010 debería ser el año en el que se constaten verdaderos cambios en la realidad socioeconómica de la ciudad de Huesca. Así, será el año en el que tienen que llegar nuevas empresas a Plhus, el año en el que la autovía nos tiene que acercar más a Lérida y el Palacio de Congresos tiene que comenzar a demostrar que puede ser un verdadero motor de desarrollo para la ciudad.

2010 se prevé un año importante para Huesca en el que se tienen que ver reflejados los resultados de las obras acometidas en el entorno de la ciudad.

La Plataforma Logístico-Industrial Huesca-Sur se espera que tome el relevo a los polígonos del casco urbano y se convierta en el nuevo motor económico de la ciudad. Las empresas que tienen reservado suelo en la Plataforma tienen que comenzar a ejecutar la compra y comenzar a trasladarse a esta nueva zona industrial de dimensiones mastodónticas.

Aun así, algunas factorías de la capital dejarán de operar en los próximos meses. Así lo hará, por ejemplo, Porta, cuya factoría cesa su actividad en unos meses, después de haber recolocado a sus empleados en diversas plantas del grupo Nutrigal al que pertenece desde hace unos meses.

También comenzará el traslado y posterior cierre la otra gran harinera de Huesca, Villamayor, cuya planta de Plasencia del Monte, tras 44 millones de euros de inversión, está lista para comenzar la producción. Allí serán reubicada también toda la plantilla laboral.

El cierre de una y otra harinera anuncia una nueva Huesca con la aplicación del Plan Especial de las Harineras, documento que va a permitir reurbanizar este polígono y construir en él miles de viviendas y locales comerciales, aunque el proyecto comenzará a desarrollarse de manera visible en los próximos 5 ó 10 años.

Lo que no tardará tanto será el cambio que va a experimentar la Muralla de Huesca, la cuál ya presenta una fisonomía distinta desde que fueron derribados los inmuebles, quedando libre un espacio en el que se habilitará un andador o paseo ciudadano. A través de ese andador, la DGA procederá a la rehabilitación del intradós de la Muralla. Mientras tanto, también el Ayuntamiento acometerá la urbanización del andador, primero habilitando un nuevo colector y luego pavimentando la zona. En todo caso, el total de las obras espera tenerla terminadas el Ayuntamiento para finales de 2012.

Pero 2010 volverá a ser un año de obras en Huesca gracias al nuevo Plan Municipal de Inversión Local, con el que se financiarán trabajos como se ha hecho en 2009.

También el próximo año comenzarán a aplicarse de manera fundamental Fondos europeos que tienen que mejorar y dignificar una casco antiguo, que, como dicen sus vecinos, más que antiguo parece viejo en muchas partes.

Otra infraestructura que entrará en funcionamiento el próximo año es la Autovía Huesca-Lérida, en buena parte de sus tramos, de manera que Huesca dejará así de ser un fondo de saco y abrirá la puerta a una vía de comunicación que terminará siendo el paso natural entre el Cantábrico y el Mediterráneo y que puede traer a la capital nuevos proyectos que permitan su afianzamiento como segunda ciudad de Aragón.

Comentarios