El Ayuntamiento de Almudévar apoya la construcción del embalse de 175 hectómetros cúbicos

María Antonia Borderías, alcaldesa Almudévar, feb

La alcaldesa de Almudévar, María Antonia Borderías, apunta que el equipo de gobierno de este Ayuntamiento ve con buenos ojos el proyecto de construcción de un embalse de 175 hectómetros cúbicos en su término municipal. El Ministerio de Medio Ambiente ya ha elaborado el estudio inicial de esta regulación en derivación, que ocupará terrenos de Almudévar, Huesca y Vicién.

Audio sin título

El Ayuntamiento de Almudévar ha remitido este estudio inicial a la comunidad de regantes y a la cooperativa, con el fin de que se tenga conocimiento de las posibilidades que se abren en esta población con la construcción de esta infraestructura. También hay comentarios contrarios al embalse. María Antonia Borderías garantiza que los afectados no se quedarán solos.

Recordamos que se prevé la construcción de dos diques en materiales sueltos. El más cercano a Almudévar (estará a dos kilómetros de la localidad) será recto y tendrá una longitud de casi tres kilómetros; el otro dique (próximo al Canal del Cinca) será una curva con una longitud de casi 3,5 kilómetros.

El embalse tendrá una capacidad de 175 hectómetros cúbicos de agua y ocupará una superficie de 1.176 hectáreas, cogiendo terrenos de Almudévar, Huesca y Vicién.

El embalse se construirá en el Llano de Forniellos, aprovechando las estribaciones de la meseta de La Sardeta (al Norte) y de Valmayor (al Sur). El Llano de Forniellos presenta una longitud aproximada de unos siete kilómetros, y un ancho variable entre 1,5 y cuatro kilómetros. Al Norte se sitúa el paraje denominado La Sardeta, con cotas que alcanzan los 500 metros, mientras que al Sur, se halla la meseta de Valmayor, que alcanza cotas del orden de 450 metros. Ambas mesetas quedarán unidas por los diques Oeste y Este.

Para su llenado se utilizará el agua proveniente bien del Canal de Monegros (río Gállego, a través del embalse de La Sotonera) bien del Canal del Cinca (río Cinca, desde el embalse de El Grado). Será necesario el bombeo de agua. El retorno del agua a los canales permitirá la turbinación.

De esta forma se descarta la utilización de la presión natural, fórmula que se llegó a barajar en su día. Para ello, hubiera sido necesario perforar Sierra Caballera, para transportar agua desde el río Gállego (aguas arriba del embalse de La Peña).

Esta regulación es básica para complementar la dotación hídrica del sistema de Riegos del Alto Aragón. El colectivo regante demanda obras hidráulicas que permitan almacenar más de 300 hectómetros cúbicos de agua: el embalse de Biscarrués (de 35 hectómetros cúbicos), Almudévar (175), Alcanadre (103),...

El 'documento inicial del proyecto', elaborado por el Ministerio de Medio Ambiente, habla de todas esas obras, si bien también incluye otras que están descartadas (aunque no oficialmente). Es el caso del embalse de Susía (110 hectómetros cúbicos), que, en principio, no se hará por el nivel de regulación que ya tiene el río Cinca (Susía estaba ideado para construirlo junto a los embalses de Mediano y El Grado).

Comentarios