El sector del vino aragonés busca ampliar mercados en nuevos países

El sector vitivinícola aragonés apuesta por la apertura de nuevos mercados más allá de la Unión Europea. Quince bodegas de las cuatro denominaciones y de vinos de la tierra de la comunidad autónoma van a invertir cinco millones de euros entre 2009 y 2010 en promocionar sus vinos en doce países de fuera de las fronteras comunitarias. En el Somontano participa el Consejo Regulador y varias bodegas a título individual.

Unas iniciativas que se han desarrollado con el apoyo de las ayudas que ofrece la Organización Común del Mercado para la promoción de vinos en mercados de los llamados países terceros y que financian el 50% del coste de las mismas. Estados Unidos, Argentina, Canadá, Brasil, Chile, China, Japón o Rusia son algunos de los mercados en los que han desarrollado sus actuaciones las bodegas aragonesas, siendo el primero de todos, el que más actuaciones concentra.

Desde el Departamento de Agricultura y Alimentación se valora este tipo de iniciativas y se incide en la importancia de que las bodegas aragonesas trabajen para conquistar el mercado extracomunitario e incide en el alto porcentaje de ejecución y cumplimiento de las actuaciones llevadas a cabo en las anualidades anteriores. En esta línea, el departamento ya ha aprobado la nueva convocatoria de ayudas destinadas a acciones de información y promoción del vino a lo largo de 2011. Estas ayudas se recogen en la nueva OCM vitivinícola, aprobada en 2008 y tienen como objetivo mejorar la competitividad del vino comunitario.

Las acciones de promoción a las que van dirigidas son diversas y van desde misiones comerciales o campañas publicitarias, hasta promoción en puntos de venta, misiones inversas, acciones de comunicación o participación en ferias y exposiciones internacionales. En cuanto a los productos que pueden ser objeto de promoción son los vinos con denominación de origen protegida, vinos con indicación geográfica protegida, y otros vinos en los que se indique la variedad de uva de vinificación.

Aragón cuenta con 44.000 hectáreas de viñedo en las que trabajan 7.000 viticultores. El sector vitivinícola en la comunidad autónoma es un sector competitivo, equilibrado y ofrece una gran calidad de producción, ya que el 82% de la producción es de calidad diferenciada. A esto se une un precio muy asequible como estrategia de competencia nacional e internacional. Además, en los últimos años la estrategia de las denominaciones de origen aragonesas se ha centrado en el proceso de internacionalización, con excelentes resultados. Y mientras que antes, el consumo nacional de vinos aragoneses representaba el 60% y la exportación un 40%, ahora, las cifras se han invertido, encontrando nuevos países consumidores de estos caldos, como es el ejemplo de EEUU.

Comentarios