El comité de expertos entra a valorar las ofertas de Torosanda y Toros del Ebro

El proceso de adjudicación de la gestión de la Plaza de Toros de Huesca dará un nuevo paso este miércoles con la reunión del comité asesor formado por los miembros del jurado de los premios taurinos. Los integrantes de este comité tendrán que valorar la parte artística de las dos ofertas que optan al concurso, aunque será la Mesa de Contratación quien tendrá la última palabra, así como el resto de aspectos que completará la valoración final que decidirá la empresa que gestionará el coso taurino oscense en los próximos años.

El calendario previsto es que este jueves el comité dé su opinión a la Mesa de Contratación y la semana que viene, posiblemente el lunes, se tome una decisión que se hará pública sobre la oferta elegida.

El proceso sigue y también la polémica por la exclusión de Tauromagia por no cumplir el punto de solvencia técnica del pliego, según la Mesa, y que ha generado que la empresa formada por las familias Luna y Ojeda haya decidido acudir al Juzgado al no estar conforme con esta decisión.

Tras las informaciones aparecidas, Torosanda ha emitido también un comunicado en el que indica que “ante la noticia publicada en diversos medios informativos, y los comentarios producidos con intención desestabilizadora, precisamente en el mismo día de la apertura de sobres por la Mesa de Contratación del Ayuntamiento de Huesca, nos vemos obligados en aras de la transparencia informativa y ante las graves acusaciones de que Torosanda y el Ayuntamiento de Huesca están siendo objeto a manifestar que: La información a la que se hace referencia fue extraída de internet, del portal www.mundotoro.com y puede ser comprobada y consultada por cualquier persona o entidad que tenga un interés particular en ello. Se trata pues de un archivo público a disposición de cualquier usuario y cuyos datos, se adjuntaban en el burofax enviado”.

Torosanda indica también que “en base a dichos datos, una vez verificados, hicimos la lógica deducción de qué para el cumplimiento de la solvencia técnica, Tauromagia debía de presentar un certificado de Burgos, con 12 corridas de toros; uno de Huesca con 4 corridas de toros; y por consiguiente uno del Puerto de Santa María, con 24 corridas de toros. Por ello de existir una anomalía, sólo sería posible en el certificado del Puerto de Santa María porque sólo en dicha Plaza existió un festejo mixto (rejoneador-matador de toros- novillero) que podría ser objeto de controversia al calificarlo de acuerdo con el Reglamento de Aragón”.

En el tercer punto se añade que “no pueden efectuarse afirmaciones ni manifestaciones de actuaciones ‘ilicitas’ sin disponer de pruebas fehacientes y sin utilizar los cauces legales apropiados”. El comunicado termina señalando que “difama que algo queda, no es la mejor manera de actuar, ni en este, ni en ningún otro caso”.

Comentarios