Antonio Calderón ve a su equipo motivado ante la visita al Hércules

SD Huesca, autobús, hacia Benasque, concentración

La SD Huesca ha viajado a Alicante con la esperanza de conseguir este viernes, a partir de las 21 horas, otro buen resultado ante el Hércules y de seguir sumando puntos para ampliar la diferencia con la zona de descenso. El equipo ha entrenado en el Alcoraz antes de partir donde Antonio Calderón ha tomado las últimas decisiones en una convocatoria en la que han entrado 19 jugadores y está Corona, como principal novedad.

No ha sido incluido finalmente De la Vega que también tenía el alta médica y se han quedado fuera Moisés por sanción, así como Vicente Pascual y Sorribas. El resto en condiciones y preparados para jugar, si el técnico lo considera oportuno, en un once inicial donde habrá novedades al no estar Moisés que fue titular en el último encuentro y algún otro cambio que se ha trabajado durante los entrenamientos.

No es un partido nada sencillo, aunque el rival no esté en su mejor momento con un punto en cinco jornadas y precisamente por lo que se están jugando los alicantinos la salida al Rico Pérez tendrá todavía más dificultades. El Huesca está motivado, como decía Calderón antes de emprender viaje.

La situación del Hércules, que hace unas semanas tenía en el ascenso en el bolsillo que se la ha complicado con los últimos resultados negativos, obliga a los de Esteban Vigo a salir decididos a por los tres puntos, situación que el Huesca confía en que pueda aprovechar.

Aunque se habla de un buen equipo el que hay enfrente, el Huesca ha demostrado estar preparado para todo en esta temporada y con ello Calderón sigue apostando por los suyos. El técnico incidía en que la necesidad del Hércules puede ser un arma de doble filo.

Comentarios