El Jacetano busca el apoyo de los aficionados en el definitivo partido ante el Calatayud

El Jacetano va agotando sus posibilidades de permanecer la próxima temporada en la Tercera División Aragonesa, ya sólo quedan seis partidos y el equipo jaqués es consciente de que va a ser difícil conseguir el obejtivo de salvar la categoría, pero en ningún momento se va a abandonar mientras exista posibilidad de conseguirlo. Por eso el club ha decidido que el este domingo el partido sea día del club, y después del encuentro habrá una merienda de fin de temporada para los aficionados.

Calatayud, Monzón, Cuarte, Zaragoza B, Teruel y Utebo son los seis rivales a los que se mide el Jacetano en las últimas jornadas de la temporada. Seis encuentros complicados aunque de momento en Jaca se piensa sólo en el próximo rival, el Calatayud.

Para Fernando Mairal, de la Junta Gestora del club jaqués, 'todo lo que no sea ganar al Calatayud este domingo es un paso definitivo para descender, así que sólo pensamos en ganar. Pero no es suficiente ganar este partido, hay que ganar por lo menos los cuatro que nos quedan de jugar en casa'.

El Jacetano es ahora colista, situación que tampoco es tan dramática, y es que la salvación está a tan sólo cuatro puntos. Para salir de ahí hay que ganar y eso empieza ya este domingo en el próximo partido ante los bilbilitanos. El Calatayud también está ahora en situación complicada y por eso también saltará al campo con la misma necesidad que el Jacetano, por lo que este partido entre rivales directos puede ser de los que salten chispas.

En Jaca se mantiene la premisa de que ‘mientras hay vida hay esperanza’, pero son conscientes de que la cosa está cada vez, más complicada.

Este domingo hay doble sesión de fútbol en el Oroel. A las cuatro el primer equipo ante el Calatayud, y a las seis el B ante el Ontiñena con el liderato de la Segunda Regional el juego. Entre ambos encuentros la directiva ofrecerá una merienda a los aficionados.

Comentarios