UGT denuncia que las cuadrillas de medio ambiente salen al monte sin agente forestal

UGT FSP Aragón denuncia la vulneración del Plan Especial de Protección Civil de emergencias por incendios forestales (PROCINFO) que supone que 51 de las 83 cuadrillas forestales salgan al monte sin agente para la protección de la naturaleza (agente forestal) tal y como ha previsto el Departamento de Medio Ambiente. Además esta medida resta eficacia al operativo de extinción y pone en riesgo la seguridad del personal contratado.

Medio Ambiente ha previsto que las cuadrillas a las que se les ha ampliado el periodo de trabajo respecto a 2009 salgan al monte durante ese tiempo sin la presencia del agente forestal correspondiente. Estas cuadrillas, cuyos miembros han tenido que superar las pruebas físicas exigidas a los retenes de incendios, se han formado durante tres días en prevención de riesgos laborales relativos a incendios forestales, han realizado prácticas de estrategias de extinción de incendios, se desplazan al monte con los vehículos de los retenes, están integrados en la red de comunicaciones propia del operativo de extinción, comunican por radio a los servicios provinciales donde se ubican, portan equipos de protección individual para incendios forestales y cobran un plus de disponibilidad para acudir a incendios en caso de que se produzcan fuera de su horario de trabajo, salen al monte sin el agente para la protección de la naturaleza (agente forestal) tal y como establece los regulado en Aragón sobre el asunto y como se viene realizando desde hace más de 40 años.

FSP UGT Aragón denuncia que después de llegar, el pasado 1 de octubre, a un preacuerdo entre la administración y los sindicatos sobre la presencia de los agentes en las cuadrillas para 2010, la administración decida unilateralmente apartar de sus funciones al colectivo funcionarial más importante del departamento y al que más experiencia tiene en conocimiento de los montes aragoneses y en materia de incendios forestales, ya que sus agentes son los que realizan las labores de dirección de extinción en el 95% de estos siniestros, además de ser los responsables de los trabajos de prevención y extinción de las cuadrillas forestales tal y como viene establecido en varios decretos autonómicos. Tampoco tiene sentido dejar fuera del operativo de prevención y extinción de incendios a unos profesionales, especialmente instruidos para ello, a los que su propio departamento les ha reconocido su importante papel en el mismo. Es como si abriésemos un nuevo hospital sin médicos o un centro educativo sin profesores.

Además se da la paradoja de que Teruel, donde se sufrieron en 2009 los peores incendios, es la más perjudicada por esta medida, puesto que de las 14 cuadrillas que en Aragón van a comenzar esta primavera sin agente forestal, justo ahora en una época que estadísticamente registra un importante número de incendios forestales, 11 lo van a hacer en esta provincia.

Comentarios