La Asociación de Intérpretes de Lengua de Signos reclama en Sabiñánigo un reconocimiento profesional

Cubrir la carencia en la formación continua de estos profesionales y crear un foro de intercambio de experiencias entre intérpretes en activo y estudiantes son dos de los objetivos que ha perseguido el Seminario /Convivencia organizado por la Asociación de Intérpretes de Lengua de Signos Española y de Guías-Intérpretes de Aragón, que se ha llevado a cabo en el Albergue Pirenarium, de Sabiñánigo, durante los dias del nueve al once de abril.

El Seminario/Convivencia, que ha superado con éxito las previsiones de inscripción y participación con la presencia de unos 60 profesionales de toda España, ha recogido en su programa talleres formativos de gran interés para el correcto desarrollo de la labor profesional de los intérpretes de Lengua de Signos Española y guías-intérpretes.

A pesar de que en Aragón se vienen prestando servicios de interpretación desde hace mas de diez años y la presencia de estos profesionales es cada vez más visible en actos públicos, en la programación de TV y en otros ámbitos de la vida diaria, la figura del Intérprete carece del estatus de reconocimiento social y profesional que el de sus colegas de lenguas orales.

En el acto de clausura ha participado, además de los representantes de la entidad, el presidente de la Agrupación de Personas Sordas de Zaragoza y Aragón (ASZA), Jesús Carlos Laiglesia, la entidad que representa a los principales usuarios de los servicios de interpretación y guía-interpretación en Aragón.

ARA-ILSE es una entidad sin ánimo de lucro, fundada en el año 2005 y de ámbito autonómico, que entre sus estatutos incluye la defensa de los intereses del colectivo de profesionales de la interpretación de la Lengua de Signos Española y de los guías-intérpretes de personas Sordociegas.

Esta figura fue reconocida en el año 1998 con la implantación del ciclo formativo de grado superior que forma a estos profesionales. Paradójicamente, la lengua de signos, principal herramienta de su trabajo, fue reconocida por Ley en el año 2007, en las Lenguas de Signos Españolas y se regulan los medios de apoyo a la comunicación oral.

Comentarios