Detenidos dos cazadores furtivos en Huesca

La Guardia Civil detenía a dos personas por presunto delito de caza, por la muerte de un ejemplar de cierva en un coto de caza sin autorización del propietario, y en época de veda, en la zona de Ayerbe. Se trata de dos hombres, domiciliados en Zaragoza, H.N.C. de 46 y J.M.T.D. de 37 años. El Seprona de Huesca, instruía las diligencias que eran entregadas en el Juzgado de Instrucción número 1 de la ciudad. Por orden judicial eran puestos en libertad, debiéndose presentarse este lunes en el citado Juzgado.

Los hechos ocurrían el pasado sábado cuando agentes del Seprona de Huesca recibían el aviso de un Agente de Protección de la Naturaleza del Área de Biel-Fuencalderas (Zaragoza), quien había localizado un ejemplar de ciervo hembra abatido con arma de fuego. Además, había visto por las inmediaciones un vehículo sospechoso que tomaba la carretera A-1202 dirección Ayerbe. Se iniciaba un dispositivo de búsqueda que daba como resultado la localización del vehículo en la citada carretera, encontrándose en su interior dos personas.

En un primer reconocimiento del vehículo se localizaba en su interior diversa munición y en el compartimento del conductor se encontraban tres casquillos que habían sido disparados recientemente y que coincidían con los localizados por el Agente de Protección de la Naturaleza en las inmediaciones de la cierva.

Por lo expuesto se procedía a la detención de los dos individuos, ambos vecinos de Zaragoza, como presuntos autores de un delito contra la fauna, por la caza furtiva de un ejemplar de ciervo en época de veda y con un arma prohibida para la caza.

Los detenidos reconocían los hechos manifestando que habían abatido una cierva en las inmediaciones de Fuencalderas con una carabina del 22 disparando desde el interior del vehículo. El animal huía hacia el bosque y los cazadores regresaban al día siguiente para llevárselo.

La Guardia Civil comunica que se realizará necropsia del ejemplar abatido, al objeto de localizar los proyectiles alojados en su interior , los cuales junto con los casquillos del vehículo se remitirán al laboratorio de Criminalística del cuero para realizar las pruebas correspondientes.

Comentarios