"El Desván", feria de desembalaje de antigüedades en Barbastro

Este domingo se celebra en el pabellón cubierto del recinto ferial la tercera edición de esta feria en la que van a participar veinte anticuarios, un 18% más que el año pasado, que proceden de las provincias de Huesca, Lérida, Francia, Barcelona, Alicante, Gerona, Navarra, Cantabria y Asturias.

La tercera edición de este certamen se presenta con unas expectativas positivas puesto que el número de anticuarios ha aumentado. “El Desván” se ha convertido en un evento de referencia no sólo en Aragón sino en toda la zona norte de España y sur de Francia, según ha destacado Jesús Lobera, presidente de la Institución Ferial de Barbastro.

“El Desván” seguirá la fórmula de venta tan popular en Francia y en Cataluña en la que los expositores desembalarán sus piezas y las pondrán a la venta a pie de camión. Una forma diferente de comprar antigüedades donde se pueden encontrar piezas a precios más económicos puesto que habrá obras restauradas y sin restaurar. La directora del evento ferial, Ixeia Lacau, ha explicado que el incremento del número de anticuarios significa que el certamen está consolidado debido al trabajo realizado en las dos primeras ediciones.

Un desembalaje es una buena oportunidad para encontrar antigüedades y piezas de colección a precios muy interesantes: muebles, pinturas, escultura, lámparas, bisutería, joyas, porcelana, antigüedades técnicas, coleccionismo, ropa, bastones, herramientas de campo, aperos de labranza, relojes y radios. También piezas desde el siglo XVII hasta los muebles, actualmente tan de moda, de los años 50. También el abanico de precios es muy amplio y se podrán encontrar objetos a partir de los cinco o seis euros.

Comentarios