La Federación Aragonesa de Fútbol afronta el final de temporada pensando en el futuro

El presidente, Óscar Fle, analizaba en su última visita a la capital oscense en una entrevista concedida a Radio Huesca, el momento actual que vive el fútbol aragonés en la recta final de las competiciones. Cada fin de semana son 60.000 personas las que de alguna u otra forma dedican su tiempo al fútbol en Aragón lo que supone una actividad deportiva y social muy importante. Fle piensa en el futuro donde considera vital el papel de los directivos para que la llama del fútbol no se apague en muchas localidades y clubes que no están pasando por un buen momento.

El presidente analizaba también los problemas económicos y la huelga planteada por la AFE y que finalmente no se llevará a cabo por el impago a los futbolistas y como afecta esta situación a Aragón. Mientras el Huesca sigue siendo un club ejemplar, en ese aspecto, otros atraviesan por muchas dificultades, especialmente en la 3ª División, si bien Óscar Fle confía en que los clubes aragoneses sean capaces de salir adelante.

En lo deportivo considera que es complicado el salto a la 2ª B: “Yo diría que hay básicamente dos o tres que pueden acceder que son el Zaragoza B por filial y el Teruel por capital y por respaldo que puede tener como club social. El resto tienen mucha ilusión como el Monzón, Ejea o La Muela que son equipos de localidades que a la hora de estar en 2ª División B hay que preparar unos presupuestos importantes y es difícil que los puedan mantener, pero ya digo, por ilusión todos pueden tener sus opciones”.

Lo que parece claro y se ha visto ya en esta campaña que muchos empiezan a mirar a la cantera como solución para abaratar costes y ese el beneficio y la conclusión positiva que se pueda sacar y es que los jóvenes jugadores puedan tener más oportunidades por la limitación económica que tienen actualmente los clubes. Para Fle, el fútbol base es fundamental y también que un equipo como la SD Huesca pueda alcanzar la División de Honor juvenil, con todo lo que ello conlleva para la cantera azulgrana y descentralizar la presencia de equipos aragoneses en esa categoría.

Estamos en la recta final de una temporada que se presenta con muchas ilusiones y donde la Federación Aragonesa de Fútbol juega un papel fundamental para que toda la competición se desarrolle dentro de los cauces normales y sin alteraciones: “Tenemos que estar muy centrados en atender todas las situaciones y problemática, pero básicamente queremos centrar la atención en algunos aspectos como es la potenciación de la labor arbitral donde se ha dado un paso importante y también una promoción de entrenadores para becar a los clubes de fútbol base para los títulos de primer nivel porque trabajar con la tecnificación es trabajar con la cantera”.

Con todas las dificultades por las que atraviesan los clubes, los directivos juegan un papel fundamental de allí que desde el organismo federativo también se quiera cuidar al máximo esta figura, tan necesaria para que los equipos de todas las categorías puedan seguir compitiendo.

Comentarios