El nuevo edificio de juzgados de Fraga funcionará en verano

La localidad de Fraga contará próximamente con un nuevo edificio, con el fin de acoger las instalaciones judiciales actuales y el segundo juzgado de Primera Instancia e Instrucción, que entrará previsiblemente en funcionamiento este mismo año 2010. Unas instalaciones con las que se resolverá la situación de falta de espacio actual de los juzgados de Fraga y se mejorarán las condiciones de los trabajadores al servicio de la Administración de Justicia.

Las obras de construcción de este inmueble, ejecutadas por la empresa Dragados, ya han finalizado con una inversión del Gobierno de Aragón de más de 3,1 millones de euros. A lo que hay que añadir los más de 170.000 euros que se van a invertir en la adquisición del mobiliario para su acondicionamiento.

Las obras se iniciaron el pasado 18 de noviembre de 2008 con un proyecto elaborado por el Ministerio de Justicia que, después, ha sido modificado por el Departamento de Política Territorial, Justicia e Interior cuando asumió las competencias en la materia y en el que se tuvo en cuenta la posible entrada en funcionamiento de nuevos juzgados, hecho que se ha confirmado con la aprobación del Segundo Juzgado de Primera Instancia e Instrucción del Juzgado de Fraga, a expensas de su aprobación en Consejo de Ministros.

Este nuevo edificio que albergará los órganos judiciales de Fraga, se ubica entre las calles Avenida de Los Hondos, y la calle Alcabón, s/n, en un solar cedido por el Ayuntamiento de la localidad, con una superficie de 2.182 metros cuadrados, próximo a la carretera de Huesca, en una zona de expansión urbana.

El inmueble cuenta con una superficie total construída de 2.249 metros cuadrados con tres plantas: un semisótano y planta baja de 1.017 metros cuadrados cada una, y una primera de 214 metros. La planta semisótano alberga estacionamientos de vehículos, área de detenidos, archivo e instalaciones; en la planta baja se ubican dos juzgados compuestos cada uno por juez, secretario y funcionarios y dispone de una sala de vistas, quedando dos espacios de reserva iguales para otras dos más, fiscal, área forense, abogados y procuradores. La primera planta del edificio queda como espacio de reserva, quedando terminado pero sin compartimentar. Su exterior es de ladrillo caravista y dispone de una instalación solar para el suministro de agua caliente con el fin de favorecer el ahorro energético.

En estos momentos tras terminarse las obras de construcción, la Dirección General de Administración de Justicia trabaja ya en equipar las instalaciones para que la nueva sede pueda entrar en funcionamiento previsiblemente en el próximo verano.

Comentarios