El tratamiento contra la mosca negra en Los Monegros consigue casi un 100% de mortalidad de larvas

El próximo 5 de mayo tendrá lugar una reunión valorativa entre el Gobierno de Aragón y Monegros Servicios Medioambientales, empresa pública de la Comarca de Los Monegros, que ha realizado el estudio el pasado año en los ríos CInca, Alcanadre y Flumen

El estudio elaborado por Monegros Servicios Medioambientales, empresa pública de la Comarca de Los Monegros, se realizó en varias fases desde junio del pasado año, tras las reuniones y acuerdos mantenidos con cuatro departamentos del Gobierno de Aragón (Sanidad, Medio Ambiente, Agricultura y Política Territorial), con el fin de solucionar el problema creado por la mosca negra en las Comarcas de Cinca Medio, Bajo Cinca y Los Monegros. Los ríos en los que se realizaron los trabajos de prospección y análisis fueron el Cinca, el Alcanadre y el Flumen a su paso por las tres comarcas citadas.

El informe de los resultados del estudio se entregó al Gobierno de Aragón en febrero de 2010, tras casi dos meses de procesamiento de los datos obtenidos. Como ha informado el consejero comarcal de Medio Ambiente, Mario Frauca, el próximo 5 de mayo la empresa se reunirá con el Gobierno de Aragón para valorar los resultados obtenidos en el estudio.

Según ha explicado Frauca, los resultados de los tratamientos pilotos han sido muy positivos, “en todos los tratamientos se ha alcanzado una mortalidad de larvas cercana al 100 %. A pesar de la elevada eficacia del tratamiento siempre quedan algunas larvas, las cuales darán lugar a una pequeña población de adultos, pero la presión sobre los habitantes descenderá significativamente”. Uno de los datos relevantes del informe es que las moscas negras están presentes en el río durante todo el año prácticamente, por lo que los tratamientos se deberían comenzar en febrero y terminar en noviembre, “siempre y cuando se tenga en cuenta la climatología y el nivel del agua de los ríos”. Se han identificado 7 especies de simúlidos, de las cuales dos son muy abundantes y molestas para el hombre y tres lo son para los animales.

El muestreo se llevó a cabo en todo el cauce del río Cinca desde El Grado hasta Mequinenza. En el río Alcanadre se muestreó desde Sariñena a Ballobar y, por último, en el Flumen, desde Albero Bajo hasta Lalueza. El tratamiento que se aplicó consiste en la dispersión en el agua de una bacteria (Baccillus thurigiensis) que afecta de forma negativa al crecimiento de las larvas de mosca negra y que es totalmente inofensiva para el ser humano y para el resto de especies animales y vegetales que residen en este entorno fluvial. El primer tratamiento piloto se hizo en junio de 2009 y sirvió para conocer de qué forma actúa el producto y qué grado de efectividad alcanza. “Los resultados fueron altamente positivos”, señala Frauca.

El segundo tratamiento piloto se realizó del 28 de septiembre al 4 de octubre de 2009, bajo supervisión del doctor alemán Heiko Kotter. “En este tipo de actuaciones nunca podemos hablar de erradicación del insecto, ya que esto es imposible por las características tanto de la especie como de su hábitat, sino de controlar sus niveles de molestia para que no interfieran en la vida cotidiana de los habitantes de las zonas afectadas por el problema”. Los trabajos de campo finalizaron en diciembre de 2009, cuando concluye el convenio firmado con los cuatro departamentos del GA antes mencionados.

Los estudios se han llevado a cabo por personal de la empresa pública Monegros Servicios Medioambientales, S.L., dependiente de la Comarca de Los Monegros, de la Universidad de Zaragoza, con la que la empresa tiene firmado un convenio de colaboración, así especialistas de Kennogard, empresa dedicada a la investigación de productos biológicos para el tratamiento de estos molestos insectos. Los simúlidos se conocen como mosquetas negras o moscas negras y viven en la vegetación próxima a los ríos. Ponen sus huevos en el agua, don de se desarrollan hasta su fase adulta. Miden entre tres y cinco milímetros y su picadura es muy dolorosa, ya que no clavan aguijón como los mosquitos, sino que producen una mordedura y su saliva provoca fuertes reacciones alérgicas.

Monegros Servicios Medioambientales S.L. tiene una gran experiencia demostrada durante doce años en el control de plagas molestas como son los mosquitos y la mosca negra. “Disponemos de la maquinaria adecuada y personal altamente cualificado tanto para realizar los tratamientos de control como para el seguimiento de resultados y estamos dispuestos a colaborar en todo aquello para lo que seamos requeridos desde las distintas instituciones”, concluyó Frauca.

Comentarios