La muerte de tres esquiadores en Formigal calificada como "falta de imprudencia"

La juez ha reformado el procedimiento y no ha tenido en cuenta la petición de la acusación que solicitaba “delito por homicidio imprudente”.

La Juez de Jaca ha dictado Resolución, decretando los hechos ocurridos el 4 de enero de 2008, en los que perdieron la vida tres esquiadores en un alud, como “hechos constitutivos de una falta de imprudencia”.

Tres directivos de la estación de esquí de Formigal estaban imputados en el proceso. Ahora, las partes tendrán un periodo para poder recurrir la resolución y seguirá el procedimiento de juicio de faltas.

Con esta Resolución, los tres directores de la estación imputados quedan exentos de haber entrado en un proceso penal por homicidio imprudente. El proceso judicial sigue.

Las familias habían acusado y acusan a los directivos de “una gravísima negligencia en las labores de rescate de los esquiadores”, “delito de ocultación de pruebas o de obstrucción” y de “una manipulación” de la cámara de fotos de Miguel Ángel Rodríguez.

La acusación solicito en su día que fueran visionadas las fotografías, que unos instantes antes del alud, había realizado Miguel Ángel Rodríguez. La Guardia Civil examinó la cámara que “Chusky” llevaba en el momento del accidente. Cuando los guardias la inspeccionaron comprobaron que faltaban algunas fotografías

En las horas posteriores al suceso surgieron versiones contradictorias sobre lo acontecido. Se dieron versiones desde Aramon que no gustaron a una parte de las familias de los fallecidos, al entender que no se decía la verdad por lo que iniciaron el proceso judicial contra los directivos y la estación y solicitaron “delito por homicidio imprudente”. Los directivos quedaron imputados y tuvieron que declarar en el juzgado de Jaca sobre todas las acusaciones.

Los hechos se remontan al 4 de enero de 2008 cuando este grupo se encontraba esquiando en un paraje conocido como la "mina del pico Anayet", un área muy aislada. El alud se produjo en torno a las 10.30 horas. Para esa jornada existía riesgo de avalanchas fuerte, nivel 4, fuera de las zonas balizadas.

A partir de ese momento, se desencadenó todo el proceso judicial con duras criticas de una parte de las familias

Comentarios