Medio Ambiente edita un manual de buenas prácticas para la conservación del cangrejo de río común

El Departamento de Medio Ambiente, a través de la dirección general de Desarrollo Sostenible y Biodiversidad, ha editado un manual de buenas prácticas para la conservación del cangrejo de río común, una especie en peligro de extinción y que cuenta desde 2006 con un Plan de Recuperación en nuestra Comunidad Autónoma.

Este folleto se enmarca dentro de las actividades que el Departamento está desarrollando con motivo del Año Internacional de la Biodiversidad y que tiene por objetivo la concienciación del valor de esta especie así como la aplicación de una serie de medidas que permitan invertir el proceso de desaparición de esta especie autóctona.

Actualmente, en Aragón hay entre 90 y 100 poblaciones de cangrejo de río común, es decir, tramos de río o masas de agua individualizadas donde puede encontrarse presencia de cangrejo, ubicados principalmente en la provincia de Teruel.

Desde que se puso en marcha el Plan de Recuperación, en 2006, el número de poblaciones ha crecido alrededor de una quincena. Según Anabel Lasheras, directora general de Desarrollo Sostenible y Biodiversidad, se trata de una cifra positiva que indica que la línea de trabajo es la adecuada, aunque dado que se trata de una especie en peligro de extinción, se requiere más tiempo para asegurar la viabilidad de estas nuevas localidades .

Por este motivo, y continuando con los trabajos tanto técnicos como de sensibilización llevados a cabo desde la dirección general de Desarrollo Sostenible y Biodiversidad, se ha editado este manual, que contempla tres tipos de medidas: de carácter generalista, para impedir el deterioro del hábitat y para evitar la propagación de la peste del cangrejo o afanomicosis (una enfermedad fúngica del cangrejo autóctono que ha diezmado la población de nuestros ríos pero al que es resistente el cangrejo rojo americano, especie alóctona presente también en aguas de nuestra Comunidad).

El manual recuerda que es un delito la pesca de especies protegidas, en este caso el cangrejo de río común, así como la introducción de especies exóticas.

Para evitar la propagación de la afanomicosis, el folleto hace mención a las graves modificaciones en los hábitats que provocan las especies alóctonas, por lo que está prohibido su traslado o transporte. También se aconseja sacrificar los ejemplares de especies exóticas una vez pescados e informar de los puntos de venta que tengan ejemplares vivos de especies exóticas de cangrejo. En cuanto a las medidas para evitar la propagación del hongo causante de la afanomicosis, se recomienda limpiar y desinfectar los equipos de pesca o de deportes acuáticos y se recuerda que debe respetarse la prohibición de pescar cangrejo de río común o de cualquier otra especie de cangrejo en las zonas de recuperación de éste.

En cuanto a las medidas para evitar el deterioro del hábitat, el manual recuerda que las sustancias extrañas que se viertan al medio acuático pueden modificar y deteriorar sus características. Además, debe respetarse el caudal ecológico y conservar los bosques de ribera, zona de cobijo del cangrejo de río común.

Por último, el manual recomienda conocer el Plan de Recuperación del cangrejo de río común, así como su ámbito de aplicación, colaborar con los Agentes de Protección de la Naturaleza del Departamento de Medio Ambiente y difundir las buenas prácticas tanto en círculos deportivos como entre usuarios del agua.

Comentarios