Arcaiz Yurrita y Mikel Jauría ganan el II Rally 12 de horas de Escalada en Riglos

Rally Escalada Riglos, Peña Guara, Mallos

Después del éxito de la primera edición del Rally de Escalada de Riglos, este año Peña Guara volvía a convocar a los escaladores de pared más punteros del país. Veintidós cordadas procedentes de Levante, Cataluña, Madrid, Navarra, País Vasco y Aragón han acudido a participar en este Rally que vivió una intensa y apasionada jornada de escalada.

Tras una reñida competición, este año se ha impuesto la cordada vasca formada por Arcaiz Yurrita y Mikel Ajuria que han conseguido escalar seis vías en la Visera acumulando un total de 1.620 metros. En segundo lugar ha quedado Dani Fuertes, ganador de la pasada edición, que este año formaba cordada con Pablo Ochoa. En tercer lugar y con un estrecho margen, ha quedado el equipo de la Guardia Civil formado por Chiro Sanchez y Oscar Cacho.

El Rally 12 Horas de Escalada no pretende ser tanto una competición sino una reunión de escaladores donde se pueda reforzar la amistad y donde competir sanamente por conseguir escalar el mayor número de vías de los Mallos.

El viernes se realizó la recepción de las cordadas en el refugio de Riglos y el sábado, muy temprano, a las siete de la mañana, reunión todos en la Era de Riglos para realizar el sorteo de las vías, mejor dicho, el sorteo para elegir la primera vía a escalar. Allí ya se pudo ver qué intenciones llevaba cada cordada y muchos comenzaron por las más largas y difíciles que, naturalmente, son las que más puntos dan.

El día fue transcurriendo rápidamente mientras las cordadas corrían literalmente por los desplomes y las panzas de la Visera, del Pisón o del Firé pulverizando los tiempos que habitualmente cuesta escalar cualquiera de estas vías. Valga sólo como ejemplo que la primera cordada en completar una vía, la Mosquitos a la Visera, tardaron menos de una hora, por no nombrar a la primera que ha escalado la Popeye, también en la Visera y que es la vía de más dificultad de las seleccionadas para este Rally, que tardaron poco más de dos horas.

El tiempo que estaba pronosticado con temperaturas en ascenso y algún pequeño chaparrón, se manifestó estable y solo un viento molesto y fresco soplaba a partir del mediodía haciendo desapacible la labor de los organizadores pero no impidiendo para nada el desarrollo del Rally.

El toque de las campanas de la iglesia de Riglos, doce horas después del comienzo del Rally, marcaba el final de la competición que a algunos les pillaba terminando las últimas escaladas. Los últimos escaladores llegaron al suelo con las últimas luces.

El final de la fiesta tuvo lugar en el refugio de Riglos con una cena presidida por Joan Garrigos, presidente de la Federación Española de Montañismo, y en la que se entregaron los premios y recuerdos de esta segunda edición del Rally 12 Horas de Escalada de Riglos.

Comentarios