Ecologistas en Acción presenta alegaciones sobre los saltos hidroeléctricos de Hidronitro en el Cinca

La Asociación Ecologistas en Acción-Cinca presentaba alegaciones al diagnóstico ambiental, realizado por Hidronitro Española, con el objetivo de obtener la Licencia de Actividad de los saltos Arias I y II, que empezaban a funcionar conjuntamente en 1983 en el río Cinca.

En dichas alegaciones, Ecologistas en Acción expone que se obvia la información relativa a los azudes que recogen los caudales para los saltos. Asimismo, la Asociación estima una burla que, en el documento presentado por la empresa, se afirme que este tipo de instalaciones “ no suponen variación del caudal natural del río Cinca” o “ no supone una disminución en el proceso erosivo del río Cinca”. En consecuencia, no se analizan, según los ecologistas, los impactos producidos por los azudes, que se encuentran dentro de un espacio natural declarado como Lugar de Importancia Comunitaria y, por lo tanto, protegido por la Directiva de los Hábitats.

Estas presas, siguen las alegaciones de Ecologistas, derivan prácticamente todos los caudales que bajan por el río Cinca en este tramo, dejando tan poco agua en el cauce durante 17 kilómetros, que producen graves impactos ambientales. La asociación cita al pez fraile, nutria, bagre o lobo de río.

Ecologistas en Acción solicita que se obligue a Hidronitro Española a presentar un verdadero documento de Diagnosis Ambiental, que analice los impactos y recoja medidas correctivas. Entre las que cita: la construcción y adecuación de escalas de peces, la suelta de un régimen de caudales de mantenimiento y la demolición y retirada del azud del Puente de las Pilas.

La asociación concluye que, mientras se ejecutan éstas medidas, se suelten de manera provisional caudales para amortiguar los graves impactos en estos 17 kilómetros, entre los términos de Estada y Ariéstolas, donde apenas baja agua.

Comentarios