Un año de la explosión de Zacarías Martínez

Explosión, piso, Zacarías Martínez, 23 abril 09

Este viernes, 23 de abril, se cumple un año de la explosión en un edificio de la calle Zacarías Martínez. Desde entonces, sus habitantes están fuera de sus casas y, al parecer, todavía tardarán en volver ya que las obras para rehabilitar el inmueble aún no han comenzado. Aunque éstas no lo han hecho, sí han empezado otros trabajos en los bajos. La Iglesia Bautista de Huesca está construyendo ahí un local para su comunidad. Éste era un proyecto que tenían en marcha desde hace tiempo pero que, debido a la explosión, tuvieron que paralizar. La explosión del edificio número 20 de la calle Zacarías Martínez conmocionó a la ciudad de Huesca hace un año. El suceso se saldó con tres muertos y una decena de heridos. Precisamente, esta misma semana, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior concedía una ayuda económica a tres familiares de dos de los fallecidos por la explosión.

El Ministerio del Interior concedía una ayuda económica de 9.000 euros a tres familiares de dos de los fallecidos por la explosión ocurrida en la calle Zacarías Martínez de Huesca, el día 23 de abril de 2009. Hay otra solicitud, igual a las anteriores, pendiente de resolución.

Por su parte, la Asociación de Senegaleses de Huesca y Dtiby Nang, hermano de uno de los fallecidos en la explosión, expresaban, en sendas cartas, su agradecimiento por el apoyo y las ayudas recibidas, tras el trágico suceso. También desde la Parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro se enviaba un comunicado de apoyo y solidaridad.

En la actualidad, muchos de los propietarios de los inmuebles afectados están fuera de sus casas. Desde hace un año viven en pisos de alquiler que les paga el seguro. Lo paradójico es que sigues pagando la hipoteca de lo que ahora es solo un muro de hormigón. Las obras del edificio las paga el seguro de la comunidad pero están a la espera de que se redacte el proyecto.

Donde sí han comenzado las obras es en los bajos del inmueble. Hace unas semanas se retomaba el proyecto para construir una iglesia para la comunidad bautista de Huesca, en los bajos del edificio de la explosión. Se trata de un amplio local, de 600 metros cuadrados, que están construyendo los propios miembros de la iglesia de forma voluntaria.

La Iglesia Bautista cuenta con cerca de 100 miembros entre Huesca y los pueblos cercanos. Hay miembros de las más variadas procedencias, desde España o Rumanía a Colombia, Urugay o Ecuador. Han estado celebrando sus actos en el Centro Cívico o en Cruz Roja pero hacía tiempo que decidieron hacer un esfuerzo para contar con su propio local. De forma voluntaria trabajan para tenerlo listo antes de final de año.

Comentarios