Felipe González hace un análisis descarnado de la crisis en el día de Aragón

El Expresidente Felipe González, ha realizado un muy duro análisis de la crisis industrial, de sus responsables y de la falta de coordinación en las medidas que está poniendo en marcha los diferentes países de la Unión Europea durante la entrega de los Premios Aragón 2010. Un hijo de Juan José Arenas ha recogido el Premio entregado al ingeniero oscense.

Audio sin título

No ha sido un discurso festivo el pronunciado por González, quien ha aprovechado la entrega del Premio Aragón Internacional 2010 para pronunciar un discurso en el que ha criticado, desde a los organismos de evaluación que no supieron predecir la crisis y ahora hacen predicciones de crecimientos económicos, hasta a los estados miembros, los cuales están adoptando, señalaba González, medidas económicas sin ningún tipo de coordinación.

Añadía El expresidentes que Europa carece de un voz única y de un líder que tire del grupo en muchos sentidos, especialmente en el económico. En este sentido miraba a los países más ricos como Alemania.

González afirmaba que no se ha salido de la crisis a pesar de que algunos países hayan dejado de presentar cifras negativas en su PIB.

Entre las medidas apuntadas por González para luchar contra la crisis señalaba la necesaria reforma del sistema financiero español y mundial y la del mercado de trabajo.

Además, el expresidente ha dicho que España necesita un pacto por la educación porque necesita mejorar el capital humano y su formación, y eso no se podrá llevar a cabo si no es con el consenso de los grandes partidos.

Finalizaba González realizando un augurio muy pesimista de nuestro sistema pensiones. Decía que en 20 años no será sostenible si las proyecciones demográficas no sufren variación alguna. En definitiva, que si no aumenta el número de nacimientos podemos despedirnos de la jubilación como hoy la conocemos.

Entre las soluciones aportadas por González para paliar esta previsión figura el aumento de los nacimientos y la incorporación plena de la mujer al mercado de trabajo, algo que solo será posible, decía, si no se cubren las necesidades del cuidado de los niños.

Por su parte, un hijo de Juan José Arenas era el encargado de recoger el Premio Aragón 2010. Leía unas líneas escritas por el ingeniero oscense en las que, además de agradecer el premio, justificaba la construcción de grandes infraestructuras como el Puente del Tercer Milenio que él diseñó para Zaragoza, a pesar de ser un gran desembolso económico para la sociedad.

También llamaba la atención sobre la necesidad de que los ciudadanos, los verdaderos propietarios de la obra pública, sean los primeros en enorgullecerse de ellas y los primeros en cuidarlas.

Los premios Aragón 2010 eran entregados en el marco del Palacio de Congresos de Zaragoza, en el que se llevaba a cabo un espectáculo innovador con la representación de la Leyenda de Jorge de Capadocia y la intervención de un coro de 349 niños.

Comentarios