Canfranc acogerá una colonia de verano solidaria con Nicaragua

El Comité de Solidaridad de Canfranc con Nicaragua ha organizado para este verano una colonia de verano dirigida a niños de 8 a 11 años de edad que tendrá lugar en Canfranc y para la que ya se ha abierto el plazo de inscripción.

La idea es trabajar valores de cooperación y solidaridad con niños y niñas de 8 a 11 años, en una ambiente relajado de compañerismo y diversión. Desde el Comité de Solidaridad de Canfranc se ha elaborado un programa en el que se harán numerosas actividades educativas, lúdicas y siempre en contacto con el medio natural. Habrá cuentos del mundo (contados por personas procedentes de diversos países), excursiones, toma de contacto con los niños de La Concordia (Nicaragua) a través del vídeo y una gran jornada festiva fiesta en la que organizaremos junto a los habitantes de Canfranc un mercadillo del trueque solidario, comida popular conciertos, etc. La actividad se desarrollará del 22 de julio al 1 de agosto.

El Comité de Solidaridad de Canfranc con Nicaragua es una Asociación independiente, sin ánimo de lucro y de duración indefinida que esta reconocida por la Agencia Española de Cooperación internacional como Organización No Gubernamental. La sede social del Comité se encuentra en Canfranc, Huesca, porque fue allí donde se creó la Asociación. El Comité nació como apoyo y refuerzo al hermanamiento que esta villa tiene actualmente con el municipio de La Concordia, en Nicaragua. Además, Canfranc es el nexo de unión de muchos de los miembros del Comité y su Ayuntamiento siempre apoya sus actividades.

El hermanamiento entre Canfranc y La Concordia lleva funcionando seis años. Surgió cuando el Ayuntamiento de Canfranc buscó un lugar adecuado para destinar el 1% del presupuesto municipal en concepto de ayuda al desarrollo. La Concordia es un pequeño municipio de unos 7000 habitantes situado en el departamento de Jinotega, es uno de los diez municipios más pobres de Nicaragua y por tanto de América Central. Allí el alcalde y un grupo de personas aceptaron poner en marcha el hermanamiento. Tras varios años de buen funcionamiento intermunicipal, se decidió la creación de dos asociaciones independientes, una en cada país, para garantizar la cooperación al margen de los vaivenes políticos que pudiesen sufrir los ayuntamientos.

Comentarios