El BM Huesca reconoce que está muy difícil la quinta plaza

Balonmano Huesca, Córdoba, enero 10

El equipo regresaba a los entrenamientos para preparar el encuentro con el Pozoblanco del sábado que viene en el Palacio de los Deportes en el que es necesario ganar a los cordobeses y además hacerlo por más de tres goles para superar el golaverage. No sólo eso, además hay que esperar que el Palma del Río pueda fallar ante Almoradí para acercarse un poco más al objetivo quedando tres jornadas para el final.

Los jugadores no arrojan la toalla, pero lo ven complicado como señalaba Alex Alvárez que indicaba que el equipo confía en ganar los tres encuentros que quedan y pensar que tanto Pozoblanco como Palma del Río se puedan dejar puntos por el camino. Para Ruesga la situación es bastante complicada y es que los puntos que se han quedado por el camino y con tan pocas jornadas por delante es difícil que los rivales más directos fallen tanto a esta alturas de la competición.

Esta semana se ha dado un salto al sexto puesto y la diferencia ahora es de tres puntos con el Palma del Río que es quinto y de cuatro con el Pozoblando que es cuarto y es que aún ganando a estos últimos el Obearagón necesita que pierda otro partido más de los dos que restarán o bien que el Palma ceda tres puntos en tres jornadas ya que el golaverage está ganado con este equipo.

En cuanto a novedades, Harsany sufre un fuerte golpe en el recto interno del cuadriceps de la pierna izquierda. Esta semana los primeros días entrenará muy suavemente y Marco Mira sufrió un pinchazo en el abductor por lo que tendrá que hacer tratamiento y no podrá entrenar por ahora, mientras que Ruesga también padece una inflamación del tendón de aquiles del tobillo izquierdo con dolor, aunque se confía que no le impida entrenar, como señalaba el propio jugador.

Comentarios