El Ayuntamiento de Huesca proyecta un aparcamiento de 300 plazas en San Antonio

2004022121 parking san antonio.JPG

El Ayuntamiento de Huesca agota el último cartucho para dotar a Huesca de un aparcamiento céntrico. Así, va a encargar unas catas arqueológicas en la Plaza San Antonio, donde intentará habilitar un parking de 300 plazas.

El Ayuntamiento de Huesca, tras desechar por motivos técnicos la posibilidad de construir un aparcamiento subterráneo en el Paseo Ramón y Cajal, ha comenzado a dar las instrucciones oportunas para sopesar la posibilidad de llevarlo a cabo en la Plaza San Antonio.

De esta forma, el Ayuntamiento retomaría el proyecto original de ubicar un aparcamiento subterráneo en esta plaza, pero llevando a cabo una ampliación del mismo. La idea primera contemplaba dos plantas de parking a razón de 100 plazas en cada una de ellas. El nuevo planteamiento consistiría en aumentar una planta más, con lo que llegaría a las 300 plazas, y dejar abierta a futuro la posibilidad de extender el aparcamiento a la zona de huertas que hay entre la Plaza San Antonio y el Callejón del Saco, cuando la propiedad de estas fincas decidiera desarrollar urbanísticamente su suelo.

Por lo demás, la plaza quedaría como un espacio público con vocación peatonal, según figura en el PGOU de Huesca.

No obstante, antes de avanzar en el proyecto, el Consistorio Oscense encargará unas catas arqueológicas para conocer si hay restos en el subsuelo, y si fuera así, la importancia de los mismos.

Esta será la cuarta ubicación que busca el Ayuntamiento de Huesca para construir un aparcamiento de uso público en el centro de la ciudad, después de haber desechado otras como la Plaza del Mercado, la Plaza de Navarra o el Paseo Ramón y Cajal.

En el primero de los casos, el espacio era insuficiente, y en los otros dos las catas arqueológicas dieron como resultado la existencia de importantes restos que hubieran hecho inviables los proyectos.

Comentarios