El proyecto de ampliación de Cerler recibe diez alegaciones diferentes

Fuentes consultadas, por Radio Huesca Digital, indicaban que son 488 las personas que presentaban alegaciones al proyecto de Castanesa y, en total, se contabilizaban 10 alegaciones diferentes. Por lo tanto, de cara al estudio de las alegaciones presentadas, se trata de una decena de fundamentos.

Las diez alegaciones las presentaban CHA, Entidad Local Urmella, Ecologistas en Acción, Asociación de Amicitia, Naturaleza Rural, Asociación Española de Evaluación Impacto Ambiental y otras dos individuales. En total suman 488.

Desde el Departamento de Obras Públicas del Gobierno de Aragón indicaban, en relación con la presentación, por parte de la Plataforma en Defensa de las Montañas, de un conjunto de alegaciones sobre el proyecto, que en su escrito señalaban que se habían presentado, en registro general del Gobierno de Aragón 982 alegaciones, si bien únicamente se presentaban 426 alegaciones. Por ello, se levantaba la correspondiente diligencia en la Dirección General de Urbanismo en relación con la recepción de dicha notificación y se procedía a practicar la notificación correspondiente al particular).

También informaban que todavía no se ha agotado el período para recibir los informes de carácter sectorial solicitados, así como el trámite de consultas en relación con la evaluación de impacto ambiental, trámite de consultas que finalizará el día 15 de mayo de 2010.

Una vez que finalice el período de consultas (a partir del 15 de mayo), comenzará el período de un mes para que se elabore, por parte de la Dirección General de Urbanismo del Departamento de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes del Gobierno de Aragón, un informe sobre el expediente relativo al Proyecto de Interés General de Aragón de la Ampliación de la Estación de esquí de Cerler.

Asimismo, concluido el período de información pública y consultas, se deberá enviar al Instituto Aragonés de Gestión Ambiental las alegaciones e informes recibidos, debiendo notificarse, por el INAGA, en el plazo de 3 meses (desde su solicitud), la declaración de impacto ambiental del proyecto.

Una vez que se emita la declaración de impacto ambiental, se puede aprobar, definitivamente, el proyecto de interés general de Aragón, aprobación que corresponde al Gobierno de Aragón, a propuesta de los Consejeros de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes y de Industria, Comercio y Turismo.

Por otro lado, esta semana, la Unión Europea cerraba el expediente informativo que abrió a iniciativa de IU, hace dos años, por la ampliación de la estación de Cerler. En ese escrito, remitido a la secretaría de Estado para la UE del Ministerio de Asuntos Exteriores se señala que no existe “ninguna objeción al proyecto urbanístico en la Ribagorza.

 

Comentarios