Diez conclusiones sobre la nueva Ley de lenguas de Aragón

La organización de las III Jornadas de Lenguas del Pirineo, que se desarrollaron en Graus, ha presentado un decálogo en el que muestran las principales conclusiones a las que se llegaron durante la mesa redonda que se celebró en esta edición. El tema principal fue la situación de la lengua aragonesa a través de la nueva Ley de lenguas de Aragón. Durante el debate se llegó, entre otras, a la conclusión de que el principal detonante para la desaparición de esta legua es la interrupción de la transmisión generacional.

En las cerca de dos horas que duró esta mesa redonda, se habló de la Ley de Lenguas de Aragón llegando a diez conclusiones principales como que el aragonés es una de las tres mil lenguas que están en peligro de desaparición de aquí a dos/tres generaciones.

Otra conclusión hace referencia a que el aragonés debería introducirse en el currículo escolar en los territorios donde es una lengua patrimonial. En esta misma línea se insiste en que el aragonés requiere de estímulos para que los más jóvenes la aprendan.

Se llegó también a la conclusión de que el aragonés y la Ley de Lenguas necesitan una campaña pública de comunicación pero separando este factor de ideologías políticas, además de que esta lengua esté más presente en medios de comunicación, literatura o instituciones.

Dentro de estas conclusiones destacan las ideas de que sería necesaria una normativa lingüística y de que, como no, el compromiso de los hablantes y defensores en lo más importante para que la lengua aragonesa no desaparezca.

Esta mesa estuvo compuesta por Juan José Vázquez, Viceconsejero de Cultura del GA, Artur Quintana (Academia de l´Aragonés, Consello d´a Fabla Aragonesa), Mª Luisa Arnal (Universidad de Zaragoza) y Xavier Tomás (Sociedat de Llingüistica Aragonesa). Raúl Usón (editorial Xórdica) fue el moderador.

Comentarios