Buen papel de los jinetes oscenses en el Gran Premio San Jorge

Durante los días 23, 24 y 25 de abril; se ha disputaba en Zaragoza la 25 edición del Gran Premio San Jorge. Como es tradicional, desde su segunda edición viene celebrándose en el Club Doble F junto a la Avenida de Cataluña. Sin duda uno de los Clubes hípicos de mayor raigambre en Aragón. Se trata de un Concurso Nacional de Saltos “Dos estrellas” puntuable para el Campeonato Nacional: máximo nivel de los que acontecen en Aragón.

Los ciento cincuenta caballos participantes tuvieron a su disposición dos pistas de ensayo sobre arena, para finalmente, pasar a la pista de competición de 80x60 sobre hierba. Por lo que la mayoría de jinetes decidieron colocar ramplones en las herraduras para evitar posibles resbalones. Jinetes y amazonas llegados desde diversas Comunidades Autónomas, siendo las más representadas Aragón, País Vasco y Cataluña, entre los que se encontraban varias figuras destacadas del Ranking Nacional.

Cada día se han disputado cinco pruebas que oscilaron desde los 80 cm. hasta 1’40 m. de altura en los obstáculos. Variándose cada jornada los recorridos y dificultades. Para finalizar con la prueba reina “Trofeo Gobierno de Aragón” con desempate a 1’45 m. En la que resultó vencedor absoluto el catalán Marc Boncompte con el caballo Annel-Z de Champion.

Muy destacable la participación de los cinco jinetes oscenses, jovencísimos algunos de ellos, pues en cada una de las jornadas; al menos dos de ellos subieron al podio.

Por parte de Hípica Salas, Carlota Izquierdo, montando a Mesache de Salas participó en 0’80 m. El primer día quedó en 2º puesto con 0 puntos en un tiempo de 66’51, la segunda jornada, se clasificó en 3º lugar con 0 puntos en 69’63. El tercer día decidió arriesgar mas y efectuar algunos recortes en el recorrido, logrando mejorar su crono y clasificándose en 2º lugar con 0 puntos y un tiempo de 56’9.

Kiko Gregorio sobre Jumeau du Vallet, en su segundo contacto con la competición tras cuatro años de pausa, decidió concursar en 1’10 mts. siendo su intención finalizar los recorridos sin derribos y sin exceso de tiempo. Cosa que logró el segundo y tercer día, mejorando su marca de la primera jornada en la que derribó un palo.

Carolina Lafuente con Jingle D’Elo el primer día compitió en 1’10 m. Efectuando el recorrido más rápido de los cuarenta participantes en su prueba, pero el derribo de un palo la alejó de los primeros puestos. En su segundo día concursó también en 1’10 m. efectuando espectaculares recortes mejorando su propio crono del día anterior, ganando seis segundos sobre el siguiente clasificado, y esta vez sin derribos; por lo que se proclamó vencedora de ésta prueba. Para la jornada del domingo Carolina se atrevió a enfrentar un reto mayor: su primera competición a 1’20 de altura. La toma de contacto fue positiva, pues aunque derribó un palo se encontró “cómoda”, en sintonía con su montura y Jingle D’Elo demostró su poderío sin gran dificultad.

Comentarios