La plantilla del BM Huesca pide la ayuda de la afición

Balonmano Huesca, Córdoba, enero 10

El BM Huesca afronta su recta final de la liga regular con la imperiosa necesidad de ganar los tres partidos que restan y que el Palma del Río se deje tres puntos por el camino o bien el Pozoblanco cuatro. Una combinación complicada por lo que hay que seguir luchando.

Cada partido es una final para el Obearagón Huesca y este, aún perdiendo o empatando, no se diría adiós definitivamente, pero moralmente casi se podría decir que el sueño del playoff habría terminado.

El partido de este próximo sábado es vital y de suma importancia, y así lo reconoce la plantilla que espera el apoyo del público para sacar adelante un encuentro que no va a ser fácil por el rival que viene, el Pozoblanco, que también se juega meterse definitivamente en el playoff. Lo positivo del cuadro andaluz es que tiene margen en caso de perder en Huesca.

Hablar del Pozoblanco es comentar la sensacional plantilla que dispone, su entrenador Paco Castillo tiene jugadores muy contrastados en esta liga y en su caso muchos de ellos han militado en diferentes equipos de la liga ASOBAL.

En la portería están Asier Zubiria y el ya conocido Álvaro de Hita, ex jugador de BM Huesca, un portero que se encuentra en un buen momento. En los pivotes están, Alex Rubiales y Paco Bustos, el cordobés como experiencia y difícil de sujetar. En los laterales dos jugadores muy defensivos y que dan consistencia en defensa como son Eduardo Escobedo e Israel Damont, también destaca Quino Soler, jugador que tiene experiencia para dar y vender, ha formado parte de las cinco copas de Europa que ganó con el Barcelona. Es un lanzador nato y muy peligroso, sino se está encima de él.

En los extremos Curro Muñoz, José Carlos López y sobre todo Nacho Vico un tirador espectacular que lanza desde cualquier posición y que tiene mucha efectividad en los tiros, y los que dirigen al equipo son Dani Alcedo y Gerard Espigol, este jugador puede desenvolverse en varias posiciones, es muy versátil y dirige al equipo con maestría. En anteriores temporadas sonó para incorporarse al BM Huesca, aunque no se concretó su incorporación.

Con este buen equipo, el Pozoblanco se presenta en Huesca. Los sesenta minutos habrá que estar con mucha tensión. El equipo de Txema Senosiain lo va a dar todo y espera que la afición estén con ellos y se pueda lograr el triunfo que permita soñar con meterse entre los cinco primeros de la liga de la División de Plata del balonmano español.

Comentarios