Se reconoce profesionalmente el cuidado a los dependientes

En un año, el 35% de las mujeres que atienden a la dependencia en las comarcas estará acreditada, y en 2015, el cien por cien. Quien acredite al menos tres años de experiencia laboral en el cuidado a personas dependientes, podrá obtener un reconocimiento de las competencias adquiridas tras ese periodo en el ámbito de la Ley de Dependencia. Los Departamentos de Educación y Servicios Sociales firmaban un acuerdo con las comarcas para ello, y se podrán beneficiar unas 650 personas que carecen de certificados y títulos educativos pero que tienen amplia experiencia en el cuidado a personas dependientes.

En este momento, en Aragón, unas 1.000 personas trabajan en los servicios de ayuda a domicilio prestados por los servicios sociales comarcales. De todas, en su mayoría mujeres, el 87 por ciento no han accedido al certificado de profesionalidad ni han recibido un título de Formación Profesional.

Sin embargo, unas 650 tienen ya acreditada una experiencia profesional de tres años o de 300 horas, requisitos necesarios para acceder al proceso de validación de competencias diseñado por los departamentos de Educación, Cultura y Deporte, y Servicios Sociales y Familia, y firmado con las comarcas.

El reconocimiento y acreditación de competencias de los trabajadores vinculados a servicios del Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia es uno de los criterios comunes para todas las Comunidades Autónomas, que garantizan la calidad en los centros y servicios de atención a las personas en situación de dependencia.

No obstante, Aragón es la primera comunidad que dispone de un convenio de estas características con las administraciones locales. El Departamento de Educación, Cultura y Deporte coordinará las fases del procedimiento y expedirá las acreditaciones que procedan y las comarcas designarán a unos trabajadores sociales de su área para que asesoren y asistan a aquellas personas que quieran beneficiarse de esta certificación.

El ámbito de la ayuda a domicilio afecta a más de 10.000 personas en Aragón y es un servicio que prestan las comarcas. En la actualidad se están unificando los criterios de prestación del servicio para que se haga de manera uniforme en todo el territorio y pase a formar parte de los servicios integrados en el Sistema Aragonés de Atención a la Dependencia. Mientras, el Instituto Aragonés de Servicios Sociales, garantiza que la atención domiciliaria llegue a todo el territorio con una consignación que, el año pasado, superó los tres millones de euros.

Comentarios