El PP quiere erradicar el botellón en el entorno de Salas

El grupo municipal del PP defenderá medidas urgentes para erradicar el fenómeno del botellón de las inmediaciones de la ermita de Salas. Los ‘populares’ han recogido la denuncia de padres de familia que manifestaban su preocupación por la ‘presión ambiental’ que vienen sufriendo las tardes de fin de semana, cuando decenas de jóvenes y automóviles ‘tuneados’ ocupan la zona de juegos infantiles aledaña a la ermita.

En las últimas semanas, concejales del PP han visitado la zona para constatar que, efectivamente, el ‘botellón’ es una práctica habitual en Salas, especialmente en las tardes del viernes y el sábado y en la mañana de los domingos. En todas las ocasiones, como señalaban las familias y comprobaron los ‘populares’, el entorno de la ermita acumula grandes cantidades de basura, en especial latas de bebidas, vasos y bolsas de plástico, y la música de los vehículos ‘adaptados’ se mezcla a todo volumen. El grupo ‘popular’ corrobora que, en esas circunstancias, basta un reducido número de jóvenes para crear un efecto disuasorio que impide el normal acceso de las familias a la zona de juegos y al pinar de la ermita.

El grupo municipal del PP señala que “en ningún caso se trata de criticar el derecho de la juventud a su diversión. El fenómeno se limita a unas decenas de jóvenes que colapsan una alternativa tradicional de ocio familiar, con un impacto objetivo en el medio ambiente y con altos niveles de contaminación acústica”. Los ‘populares’ quieren impedir que se consolide el botellón tanto en Salas como en cualquier otro foco, “especialmente si entra en conflicto directo con la calidad de vida de los vecinos de Huesca”. Los ‘populares’ advierten que, además de los problemas de convivencia ya detectados, las familias hablan de carreras de vehículos por los caminos rurales y las zonas adyacentes a la ermita incluso a media tarde y por la mañana, cuando más numerosa es la afluencia de paseantes.

Comentarios