Gobiernos y regiones firman un declaración institucional de apoyo al Canfranc

Representantes de los gobiernos de España y Francia, y las regiones de Aragón y Aquitania, han firmado en Pau, un documento de apoyo a la reapertura del Canfranc, donde se manifiesta el interés regional transpirenaico del restablecimiento a corto plazo de la relaciones ferroviarias, con la puesta marcha de la línea Oloron Canfranc. Por otra parte, los ayuntamientos de Canfranc, Jaca, Huesca y Zaragoza, y las mancomunidades de la zona del Bearn, han firmado un acuerdo en el mismo sentido.

Las Administraciones firmantes de esta declaración reiteran la necesidad de trabajar en acuerdo por el desarrollo de las infraestructuras de transporte, condición previa a la dinamización de las cooperaciones socioeconómicas y culturales transfronterizas, y sobre todo, al restablecimiento a corto plazo de las relaciones ferroviarias entre las ciudades y territorios del Piemonte de la parte central del Pirineo, en referencia a la reapertura del Canfranc.

La firma ha sido rubricada por el secretario de Estado de Planificación e Infraestructuras, Víctor Morlán, representando al Estado español; el prefecto de la Región de Pirineos Atlánticos, Philippe Rey, representando al Estado francés; el presidente del Consejo Regional de Aquitania, Alain Rousset; y el consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes del Gobierno de Aragón, Alfonso Vicente Barra. Por otro lado, han firmado otro documento los Ayuntamientos de Jaca, Canfranc, Huesca y Zaragoza, además del Ayuntamiento de Pau y otras Instituciones del sur francés.

El alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, ha manifestado que la firma de este documento es un paso muy importante para que España y Francia se tomen en serio la reapertura del Canfranc.

El alcalde de Jaca, Enrique Villarroya ha destacado la importancia de este encuentro, dado que se han unido las administraciones centrales, regionales y locales implicadas en la reapertura.

La alcaldesa de Pau, Martín Ligniéres-Cassou, se ha mostrado “optimista” con relación a la reapertura del Canfranc, porque ha señalado que en poco tiempo podría estar en funcionamiento si se toma la decisión de reabrir esta línea internacional. También ha destacado la apuesta de Aragón y Aquitania por esta línea y ha señalado que falta que el Gobierno francés diga sí a la reapertura.

El tramo ferroviario entre Oloron y Canfranc no es operativo desde la ruptura accidental del puente metálico del Estanguet, antes de Accous, en 1970. El coste de la puesta en servicio del tramo Pau-Oloron-Canfranc se estima entre 250 y 300 millones de euros, de los cuales 65 millones están destinados en la regeneración de las vías entre Pau y Bedous. Una inversión intermediaria de 100 millones de euros complementaria permitiría la reapertura de la conexión internacional de tráfico de mercancías del orden de 1,5 millones de toneladas al año.

El restablecimiento de esta línea permitiría unir en tren directamente el conjunto de ciudades y territorios del piemonte, y por extensión, Aquitania y Midi-Pyrénées a Aragón y más allá de Madrid. Podría transportar hasta 3 millones de toneladas de mercancías al año.

La reapertura de la línea Pau-Canfranc es complementaria en este sentido al proyecto de ambición diferente de la Nueva travesía Ferroviaria por el Pirineo, comúnmente llamada TCP, Travesía Central del Pirineo.

El grupo de trabajo cuatripartito para la evaluación de las condiciones de reapertura de la línea ferroviaria Pau-Canfranc, que reúne al Estado francés, español, al Gobierno Autónomo de Aragón y a la Región Aquitania, lleva actualmente un programa de estudios que permite evaluar las condiciones necesarias a la reapertura de esta línea, teniendo en cuenta la próxima apertura de la Y vasca.

La Región Aquitania y el Estado Francés se han comprometido a través del Contrato de Proyecto 2007-2013 a la recuperación de la vía entre Pau y Oloron, por una cantidad de 35 millones de euros. Las obras tendrán lugar entre julio y diciembre de 2010.

Simultáneamente, la región ha pedido a la Red Ferroviaria de Francia aprovechar estas obras para rehabilitar también la vía entre Oloron y Bedous, según una inversión provisional de 30 millones de euros y un objetivo de reapertura de servicios TER en 2011. Una operación de acondicionamiento tuvo lugar entre el 28 de enero y el 18 de abril de 2008, con un coste total de 100.000 euros (sin incluir tasas).

Una vez renovado el tramo de Pau a Bedous, quedará por rehabilitar la parte Bedous-Canfranc, poner en servicio el túnel de Somport, instalar las vías de parada, colocar una señalización e instalar la electrificación a 25 kv. Los estudios emprendidos en el marco del grupo de trabajo cuatripartito permitirán conocer la inversión mínima a realizar.

El Gobierno de Aragón y el Ministerio de Fomento de España apuestan por el ferrocarril de Canfranc. El Gobierno de Aragón garantiza el mantenimiento de la vía en servicio hasta Canfranc con una aportación de más de 1M al año para contribuir a los gastos de explotación de una línea deficitaria.

Comentarios