CCOO Aragón exige mantener las políticas sociales y priorizar la creación de empleo

Para CCOO Aragón la elevada cifra de aragoneses y aragonesas en paro exige mantener las políticas sociales y de protección a los desempleados y adoptar políticas que dinamicen la actividad económica en el marco de un modelo de crecimiento sostenible, para generar empleo y garantizar la cohesión social.

Tradicionalmente el mes de abril es favorable para la creación de empleo por el efecto estacional de la Semana Santa, de ahí que se registre una disminución del paro en el conjunto del Estado español de 24.188 personas, un 0,58% menos que en el mes de marzo que rompe con un ciclo de ocho meses consecutivos de aumento de desempleo. Sin embargo el paro siguió aumentando en Aragón, en 249 personas, un 0,26% más respecto a marzo que sitúa el número de parados en 96.082.

Por sectores de actividad el desempleo se ha incrementado en agricultura y servicios y ha bajado en construcción e industria. La agricultura es el sector que registró el mayor incremento absoluto con 192 desempleados más (7,19%), seguido por servicios con 89 parados más, un 0,84% más. Los parados sin empleo anterior crecen en 90 personas, un 4,81% más respecto a marzo. En la construcción baja el paro en 259 personas, un 3,53% menos, y la industria con 34 parados menos, un -1,18%. Estos datos explican para CCOO que el paro generado se haya dado íntegramente entre las mujeres y que el efecto estacional de una actividad como el turismo haya tenido un mayor impacto en la provincia de Huesca.

Así hay ya 305 desempleadas más, un 0,68% más que en el mes de marzo, mientras que entre los hombres se da un descenso de 56 parados como consecuencia del buen comportamiento que se ha dado en sectores como la construcción y la industria mayoritarios en mano de obra masculina.

Por provincias el paro crece en 258 personas en Huesca, un 1,93% más respecto a marzo y un 20,26% de aumento con relación a abril de 2009. En Teruel tan solo crece el paro en 9 personas mientras que en Zaragoza disminuye en 18 parados, lo que supone una evolución del 0,10% y del -0,02% respectivamente.

El desempleo juvenil alcanza la cifra de 12.835 personas menores 25 años, un 0,91% menos que en marzo pero un 8,90% más que hace un año, lo que hace que el 13,36% de los desempleados aragoneses sean menores de 25 años. No obstante su tasa de paro se eleva al 34,5%, más del doble que la media aragonesa situada en el 15,2% (EPA 1º trimestre 2010).

En cuanto a los extranjeros desempleados, el crecimiento registrado supone un 0,31% más que el mes anterior, muy por encima del descenso del paro que se da para este colectivo en el conjunto del Estado, donde baja un 0,55%. Respecto a abril de 2009 el paro ha crecido en 4.709 personas, un 22,74% similar al dato estatal (22,58%). Con 25.418 desempleados, las personas extranjeras en paro equivalen al 26,45% del paro total en Aragón situándose su tasa de desempleo en torno al 30%, justo el doble de la media aragonesa.

El número de contratos registrados en Aragón fue de 26.056, un 7,87% menos que los formalizados en marzo pero un 1,62% más que hace un año. De todos ellos, 2.899 (el 11,13%) fueron indefinidos mientras que los 23.157 restantes (el 88,87%) fueron temporales, lo que representa un ligero repunte en la contratación indefinida cuando meses atrás tan apenas superaban el 8% de la contratación total.

Para CCOO de Aragón, la cifra de 96.082 aragoneses y aragonesas en paro exige mantener las políticas sociales y de protección a los desempleados y adoptar políticas que dinamicen la actividad económica en el marco de un modelo de crecimiento sostenible, para generar empleo y garantizar la cohesión social. “Es necesario mejorar la liberación del crédito como factor imprescindible para la reactivación económica”, remacha el sindicato, que apuesta por el diseño de políticas fiscales progresivas y la lucha contra el fraude fiscal y la economía sumergida como medio de mejorar el estado de las arcas públicas.

Comentarios