UGT Aragón aboga por reformar el sector financiero para incentivar la economía y el empleo

En el último mes sube el paro que alcanza las 96.082 personas en Aragón. El paro aumenta en las provincias aragonesas de Teruel y Huesca (sobre todo en esta última) y se reduce muy ligeramente en Zaragoza. Los comportamientos mensuales en Aragón y España están siendo más positivos que los homólogos del pasado año, y ello determina que la tasa de crecimiento interanual del paro siga moderándose progresivamente. El comportamiento más esperanzador lo encontramos en la industria, cuyo número de parados es ya inferior al del año pasado por estas fechas.

Evolución mensual

En Aragón el paro registrado ha aumentado hasta las 96.082 personas, 249 parados más que en marzo; en términos relativos crece un 0,3% (en España baja un 0,6%). Según sector económico de procedencia desciende en la industria y la construcción, mientras que aumenta en agricultura y servicios. Baja en los hombres (56 parados menos) y aumenta en las mujeres (305 más). En el contexto provincial, el paro desciende muy ligeramente en Zaragoza, mientras aumenta en Teruel y, sobre todo, en Huesca.

Evolución interanual

En el computo anual el paro aumenta: crece en 14.176 personas respecto a abril de 2009 pero al igual que en España cada vez a menor ritmo (el crecimiento es del 17,3%, dos puntos y seis décimas menos que en marzo). Aumenta el paro procedente de todos los sectores económicos a excepción de la industria. Avanza en ambos sexos, en proporción algo más elevada en las mujeres. Afecta a mayores y menores de veinticinco años; más a los primeros. El paro aumenta en las tres provincias aragonesas; en los doce últimos meses el aumento porcentual es ligeramente superior en Huesca (20,3%). En Teruel y Zaragoza se ha seguido reduciendo el ritmo de crecimiento respecto al marzo.

Conclusiones

Hace falta mantener y dirigir las inversiones productivas hacia sectores que permitan una recuperación sólida y duradera, cuyo eje sea una competitividad basada en la calidad de los empleos, no en la reducción de costes laborales. El Diálogo Social es la base principal desde la que abordar un cambio de modelo productivo. Las posiciones maximalistas de la patronal no favorecen el avance del mismo. UGT Aragón reclama, además, que no se relegue, por más tiempo, la reforma del sector financiero para facilitar el acceso al crédito y la liquidez, paso imprescindible para incentivar la actividad económica y con ello la creación de empleos.

Comentarios