La inauguración del Museo Diocesano de Barbastro tendrá lugar en otoño

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, anunciaba que han adjudicado el amueblamiento del Museo y señalaba que espera inaugurarlo en otoño. Las obras de rehabilitación del Museo Diocesano y del Palacio Episcopal comenzaron en 2006 y han supuesto una inversión que supera los 9´7 millones de euros.

En el Museo Diocesano está previsto exponer las 276 piezas que pertenecen a la diócesis de Barbastro-Monzón y que han sido restauradas. Iglesias se mostraba confiado que se puedan también exponer las 112 obras de arte en litigio puesto que significará que el obispo de Lérida ha obedecido a la Santa Sede, que ha ordenado en reiterados decretos la devolución a Barbastro-Monzón.

El Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón adjudicaba a finales del mes de enero de 2006 a la unión temporal de empresas, Estructuras Aragón S.A. y Ocinsa Obras y Construcciones S.A., las obras de remodelación del Palacio Episcopal y su entorno por un importe superior a los nueve millones de euros. El proyecto, redactado por el arquitecto José Miguel Ferrando, contempla la ubicación en el Palacio Episcopal del museo diocesano, las dependencias de la Diócesis, y los archivos diocesano y municipal.

El nuevo volumen no sólo da continuidad exterior entre edificios sino que establece una coherencia funcional en el interior. Del actual edificio se conservan las fachadas, artesonados, y la recuperación del patio como circulación.

El museo diócesano ocupa el volumen del Palacio con fachada hacia la plaza y a la calle Palacio, además de la ampliación al jardín distribuyéndose en las plantas baja, primera y bajo cubiertas actuales, más dos plantas sótano de nueva creación. Las dependencias de la Diócesis y los Archivos Diocesano y Municipal ocupan el edificio orientado a la calle Palacio, la calle Academia Cerbuna y al jardín exterior. En este volumen se alojan todas las dependencias administrativas, distribuyéndose en las plantas baja, primera y tercera. La existencia de los archivos con personal independiente obligó a elegir un emplazamiento que fuera próximo a la diócesis por el uso de sus fondos desde la misma y, además, una independencia para el archivo del ayuntamiento de Barbastro.

Comentarios