41 familias altoaragonesas solicitaron ayuda mediadora ante casos de separación o divorcio

El servicio de Orientación y Mediación Familiar del departamento de Servicios Sociales y Familias atendió a 587 personas en la comunidad autónoma de Aragón durante el año 2009, 81 de ellas en la provincia de Huesca. Este servicio consta de dos vertientes, la de orientación familiar, para dar orientación o apoyo ante cualquier situación de conflicto conyugal o intergeneracional, y la de mediación, que para los casos de separación o divorcio cuando existen dificultades para lograr que padres y madres ejerzan sus responsabilidades parentales en un clima de cooperación y respeto mutuo.

Durante el primer trimestre de 2010 se han abierto 75 expedientes, la mayoría en el servicio de Orientación Familiar.

El programa de Orientación y Mediación atendió a unas 600 personas en el año 2009. En la actualidad el programa está atendido por tres profesionales: una psicóloga, una jurista y mediadora y una trabajadora social y mediadora.

En cuanto al servicio de Orientación, la mayoría de las personas que acuden al servicio son mujeres, 235 frente a 156 hombres, la mayoría con edades comprendidas entre los 36 y los 45 años, seguidas de las personas que tienen entre 46 y 55 años. El principal motivo de consulta son los conflictos conyugales, seguidos de los conflictos paterno- filiales cuando los hijos tienen entre 11 y 18 años.

En lo relativo al servicio de Mediación, el número de usuarios no varía mucho en función del sexo, acudieron 89 mujeres y 84 hombres, aunque la primera visita, si la realizan solos, es de una mujer (46 frente a 14 hombres), sin embargo, en la mayoría de los casos acude la pareja (113 lo hicieron en 2009). El 97 por ciento de los usuarios acuden por un caso de separación y divorcio, y el 3 por ciento restante, lo hacen por circunstancias relacionadas con el ámbito familiar pero ajenas a la ruptura. En la mayoría de los casos se realiza un estudio que tiene en cuenta los años de convivencia, los hijos, y el momento del proceso judicial. De la relación de usuarios se extraen otros datos: de las 173 personas, 96 ya no convivían en el momento de la intervención de la mediadora, y 108 personas no habían iniciado un proceso judicial. Por otra parte, el la mayoría de los casos el número de hijos de las familias era de uno o dos, y habían pasado entre 6 y 11 años de convivencia.

Comentarios