El oscense Sergio Brau conquista con Málaga la Liga de fútbol-sala para ciegos

Por séptima vez en la historia del equipo y por cuarta vez para el oscense Sergio Brau, Málaga se proclamó el sábado campeón de la Liga de fútbol-sala para ciegos cuando todavía faltan dos jornadas por disputarse. El equipo, que ha ganado los 12 partidos disputados, con un balance de 44 goles a favor y sólo 3 en contra, venció el sábado en su pista a Sevilla por un trabajado 3-0 y se proclamó campeón de Liga, a expensas de disputar el Campeonato de España en Albacete el próximo mes de julio.

El partido fue muy complicado, pues Sevilla puso a sus cuatro jugadores por detrás del balón y a Málaga se le hizo muy complicado crear ocasiones de gol, pues el arquero sevillano tuvo una tarde fantástica. Hubo que esperar hasta el minuto quince del segundo acto, cuando Alfredo Cuadrado abrió la lata y el camino hacia el título con dos goles y uno más de Antonio Martín Gaitán que dejaron el marcador en un justo pero muy trabajado 3-0.

El equipo malagueño, muy sólido durante toda la temporada como indican los números, ha realizado partidos muy completos en todas sus líneas, destacando las goleadas a Barcelona (8-0), Alicante A (6-0) o Murcia (5-0), y la histórica victoria ante su máximo rival, Madrid, a domicilio (0-1) de doble penalti cuando faltaban 5 segundos para la conclusión del choque.

El zaguero oscense Sergio Brau, que cumple la sexta temporada en el equipo y que ha disputado todos los partidos de Liga, ha contribuido con su trabajo a la gran intensidad defensiva del equipo, que solamente ha encajado 3 goles en 12 partidos, dos de ellos a balón parado, se mostró feliz por la consecución del título: “Esta era nuestra primera oportunidad para ser campeones y no la queríamos desaprovechar. El partido ha sido muy duro y trabado, porque ellos han venido a perder tiempo, a intentar hacer bronco el choque y a encerrarse en su área, pero aunque nos ha costado mucho, lo hemos conseguido. Estamos a final de temporada, pero al haber Mundial este año, mis cinco compañeros de equipo están llevando una preparación especial con la selección, y se nota que las piernas están muy cargadas, eso también nos ha lastrado un poco en este partido”.

Brau añadía que “uno se siente feliz al conseguir un título, y a formar parte de un grupo que es media selección española, sigo aprendiendo cada día, y últimamente estoy teniendo más minutos y parece que los aprovecho bien porque el mister me sigue dando oportunidades en cada choque. Vamos a tomarnos en serio los dos últimos partidos de Liga. Si sumamos estos partidos a la temporada pasada, llevamos 22 victorias seguidas y queremos seguir aumentando la cuenta. Nuestros próximos retos son ganar el Campeonato de España en Albacete, y hacerlo lo mejor posible en un torneo internacional en Módena (Italia) donde hemos sido invitados a participar.”

Comentarios