El PP se reúne con asociaciones sociales para hablar de la atención a la dependencia y servicios sociales

El Partido Popular se ha reunido con diversas asociaciones de atención social y dependencia de la provincia para conocer de primera mano las necesidades de los afectados. También han querido hacer balance de la situación actual en lo que se refiere especialmente a la atención a la dependencia. Aseguran sentirse preocupados por los recortes presupuestarios que van a sufrir estos servicios y critican la escasa agilidad, las diferencias entre comunidades o que la gran mayoría de prestaciones se otorguen al cuidador, en vez de destinarlo a plazas residenciales, lo que en su opinión empeora el cuidado al dependiente.

El presupuesto del Estado para la atención a la dependencia ha disminuido 400 millones de euros para el próximo año, y además, al ser un gasto no fijado, las partidas sufrirán muchos recortes en los planes de austeridad que debe llevar a cabo el Ejecutivo. La secretaria general del PP en Aragón, Rosa Plantagenet, apunta éste como uno de los principales problemas de implantación de la Ley de Dependencia, y añade las desigualdades entre territorios o la lentitud de los procesos.

La diputada popular Rosa Plantagenet considera también que la atención a la dependencia está desviando la mayor parte de las ayudas a los cuidadores, no al dependiente. De las 21.577 prestaciones que da el Gobierno Aragonés, más de 14.000 se materializan en ayudas al cuidador, y el resto se reparten en prestaciones por servicio (4.201), para plazas residenciales (2.486) o centros de día (696). Ninguna para ayuda a domicilio, ayuda asistencial o para prevención.

El PP además considera que para mejorar la gestión, lo lógico es que la Dirección General de Atención a la Dependencia forme parte de la consejería de sanidad, y no del Instituto Aragonés de Servicios Sociales como lo es ahora. Algo que ya plantearon en las Cortes, pero el resto de grupos políticos no aceptó.

Comentarios